Publicado en Ensayo, Poesía

Cuando un dibujo es un poema

 

“Cuando los niños juegan,
hasta la muerte vive”

Orlando Araujo

Hace poco tuve la oportunidad  de conversar con la escritora Natividad Barroso sobre la importancia de la literatura infantil en el proceso de formación educativa, ella me ilustraba como durante una de sus pasantías en una escuela de un barrio en caracas, llevó el cuento El niño que llegó hasta el sol del poeta barinés Orlando Araujo (Barinas , Venezuela, 1928 – Caracas, 1987) para trabajarlo en el aula con los niños, y a pesar que le habían recomendado no usar ese texto por que “era muy profundo” para los pequeños, sin embargo ella  se arriesgó, ya que conocía la pluma de este poeta revolucionario con alma de niño, los resultados fueron maravillosos, durante la lectura del cuento hubo una atmósfera de complicidad entre los jóvenes y la lectura, incluso hasta la identificación con el personaje, me explicaba que las metáforas utilizadas en el cuento  fueron captadas por los infantes, al punto de describir las situaciones cual si hablasen de fotografías.

Por mi parte le comentaba que cuando leí del mismo autor Cartas a Sebastián para que no me olvide, quede atrapado en la pureza de las palabras del poeta, cuando le habla a los hijos del mundo, las vivencias y lo cotidiano. Así lo refleja el extracto del poema, “carta del día y de la noche”:

“La tierra es una animal blanco, azul y verde que danza frente a la luz del sol.
Sobre sus lomos lleva mares, ríos, montes, hombres, animales, ciudades. Es como una ballena del espacio. El espacio es el mar que no termina nunca…”

También le hablé del poeta cubano Arístides Vega (Santa Clara, Cuba, 1962), a quien conocí gracias al escritor y amigo Jairo Brijaldo. Este poeta cubano compartió con nosotros varias actividades, pero en especial recuerdo la realizada en las instalaciones de la Unefa San Felipe, allí el disertó con los emprendedores sobre la poesía infanto- juvenil y en particular de un libro Dibujo de Salma, el nos explicaba que este poemario nació cuando estaba dictando unos talleres en el exterior y su hijo le enviaba cartas con dibujos donde ella le describía situaciones varias.

aristides

Con la esperanza en el verbo y sin aires de grandeza comienza Arístides Vega su poemario “Dibujo de Salma” allí un padre abre su alma ante su hija y le entrega un legado de palabras, las cuales le acompañarán a manera de prueba escrita del amor filial, ello sin dejar de ser didáctico en la presentación de sus versos, de la misma forma Orlando Araujo lo plasma en Cartas a Sebastián para que no me olvide el poeta se plantea de modo personal y artístico un diálogo con sus hijos a través de epístolas donde da su visión del mundo que a ellos le tocará vivir sin perder la magia o la inocencia en sus versos. En las siguientes líneas vemos lo indicado anteriormente:
Salma

“No tengo la destreza de un carpintero,
ni valor para atravesar los océanos
o el esplendor de los cielos que adornan
el mundo.
Falta en mí el talento de los sabios
que mañana descubrirán un secreto.
Tampoco se me premió con el don
de la sanidad,
ni pude conocer el noble lenguaje
de los mapas
con que un cartógrafo dibuja las tierras
más lejanas.
Perdóname, hija,
pues todo cuanto puedo es ordenar estas
palabras
que ojalá te sean útiles.”

Arístides Vega

Dedico este libro a Juancho
(Primerísima carta)
Fragmento…

“Este libro te acompañará mientras vivas. Después nos encontraremos para comentarlo. Mientras tanto ve con Sebas por el mundo. Descúbranlo y ámenlo y súfranlo muy por dentro de usteditos mismos, bañándose en el río de la vida.”

Orlando Araujo

El poemario Dibujo de Salma de Arístides Vega esta dirigido a jóvenes y llevan incluido diversos motivos, ellos narran una serie de  acontecimientos, siempre estructurados sobre la base del discurso intimo, ese que únicamente un padre sabe hilvanar y son los dibujos de su hija, precisamente, quienes protagonizan ese viaje por las páginas, allí el lenguaje pictográfico es transformado en mensajes poéticos, de esta manera lo observamos en el siguiente poema titulado “Dibujo de un radiante sol en el mar Caribe”

índice

“Despavoridas se alejan las aguas
de la costa santiaguera
sin temor a las invisibles líneas de fuego
que del sol escapan.
Desconocen su grandeza
y el astro, creído de su poder,
aspira a reducir con fuego
el agua que ahora semeja un espejo
en el que se muestran todos,
incluso el cielo y los peces
que juegan a alcanzar el sol”.

Los poemas están escritos en algunos casos tipo crónicas, pero siempre convertidos en imágenes y enseñanzas, la palabra instrumento de la alquimia es el motor que transforma todo para hablar de la naturaleza, de la vida, del hombre que reflexiona, plasmando en un lenguaje sencillo y nostálgico sus versos tal es el caso de “Dibujo del otoño”

A Flora Fong.

En el fondo de la espiral de oscuros vientos
las palmas reverencian la tierra.
Humildes muestran sus penachos
consumidos por la luz violenta.
Sin corona no es posible reinar,
se les escucha decir acongojadas.
Vencido por el mal tiempo
el cielo se deja sepultar
por los ríos que olvidaron su cauce
apoderándose de todo.
Las magníficas manos de plátanos
—hermosísimas frutas que simbolizan la
ventaja del trópico—
quiebran estruendosamente los tallos
para entregarse a las ráfagas
con que el viento embiste cuanto a su paso.

A pesar de que grandes escritores han desarrollado este género y dejado su huella, existen algunas opiniones que no le dan el justo valor, sin embargo personalidades como la escritora Laura Antillano han opinado al respecto “La gente piensa que lo que se escribe para niños es un género menor. Yo encuentro gente muy divertida y muy inteligente escribiendo literatura infantil.” La literatura infantil y juvenil tiene sus características que la identifican, entre diversos autores encontramos las siguientes coincidencias:

1.- Simulación de lo cotidiano.
2.- Estilo no recargado ni retórico; por el contrario ágil, dinámico
3.- Imágenes de maravillosa sencillez, no triviales.
4.- Empleo del sinsentido, el absurdo y la hipérbole, entre otros recursos
5.- Presencia de lo fantástico.
6.-Plano lúdico.
7.- Empleo frecuente del diálogo, en un estilo narrativo.

En Dibujo de Salma visualizamos varias de estas características: Hipérbole “el cielo desciende buscando en mis ojos un sol radiante”, Paradoja “la helada luna nos muestra la fiereza de su luz.” Pero estas características presentes a lo largo de la obra la observamos mejor en el poema “Dibujo de la cena familiar”, donde lo íntimo, lo cotidiano, la imaginación, el amor filial y la destreza en la narrativa, nos regala un poema que es una invitación al pensamiento elaborada mediante una comunicación confeccionada a costa de elementos minimalistas.

“Mamá dispone sobre la mesa las flores
de un mantel.
Lo alisa para en su perfección reposar la cena.
Papá acerca la porcelana humeante
en que aún saltan los blandos frijoles,
cocidos con aromáticas yerbas del Oriente
que dejan a su paso fragancias exquisitas.
Los cubiertos
sin más adorno que el brillo de sus filos
junto a los pulcros vasos:
cristal humedecido por el agua
que muestra a mi madre y mi padre
satisfechos.
Al centro de la mesa un candelabro de pulido
bronce.
Recuerdo familiar, responde mamá si lo
celebran.
Falta el cirio
que hace largo tiempo consumió la oscuridad.
Pero nadie se percata de esa ausencia
pues nunca necesitamos que la cera sostenga
luz para sentir paz alrededor de la mesa.”

El lenguaje utilizado a lo largo de la obra es sencillo sin llegar a la trivialidad o como expresaría el mismo Orlando Araujo  “No soporto esa literatura infantilista, donde se le hacen concesiones al lenguaje. Mi amiguita, coleguita, me parece bobalizante para el lenguaje y para el niño, los -itos, las -itas, los -icos y las -icas que suponen un mundo reducido, enano y pequeñito donde todo parece de mentirita” Durante el recorrido por las páginas que conforman“Dibujo de Salma”, no encontramos dentro de la composición de los poemas diminutivos, solo en el titulo de uno de ellos y es por el nombre propio del lugar, es el caso del poema “Playita Allende, en Matanzas”:

“Avanza el mar
desde el invisible horizonte
hasta la arena habitada por cangrejos
y caracoles,
huidizos como olas,
que al alejarse me soplan hermosos mensajes.”

La literatura abre los sentidos, es la magia que hace todo posible ser astronauta, bombero, incluso pirata, permite descubrir mundos y también crearlos. Los textos para niños o jóvenes tienen el compromiso de captar a éstos para que el amor a la lectura comience en esa etapa temprana.

David Figueroa González

Anuncios

Autor:

Escritor Venezolano, amante de la literatura en todos sus géneros