Publicado en Libros

27-F Poesía, Memoria y Revolución

27F

 Poesía, memoria y revolución

  Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores

Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en São Paulo

A manera de prólogo

El sonido de sirenas, disparos, gritos y llantos se mezclaba con el sentimiento de confusión, de rabia y tristeza que impregnaban los hogares venezolanos aquellos días de finales de febrero y de principios de marzo de

1989. En las angostas calles de La Pastora, corrían los rumores de que la agresión, la violencia y el crimen no respetarían espacio alguno:

-¡Están entrando en las casa a arrebatarle al Pueblo lo que es suyo!

gritaban unos.

-Asesinado…fue asesinado!, gritaban otros.

Ante la mirada despavorida que contemplaba con rebeldía y dolor la

masacre de un Pueblo que explotó de pasión, de indignación y de rabia ante tantos y tantos años de atropello, de exclusión, de frustración, llegó aquella

fatal noticia:

-Asesinaron al Poeta, a Mederos, a Crisanto Mederos, en su casa… y ahora vienen por más muertos!

Esos días quedarán grabados en mi memoria, como han quedado tatuados en el alma de todos los que vivimos esos momentos de dolor, de angustia, de estallido de un Pueblo heroico, que demostró, una vez más, que no en vano es digno hijo de nuestro Libertador Simón Bolívar.

El Poeta Crisanto Mederos fue asesinado la noche del 3 de marzo de 1989 en su casa de La Pastora, a pocas cuadras de la mía, al lado de su madre y hermanos.

Hoy cuando se cumplen 21 años de aquella rebelión popular recordada

como El Caracazo o El Sacudón, el Consulado de la República Bolivariana de Venezuela en Sao Paulo, República Federativa del Brasil, quiere a través de la publicación de este poemario, rendir tributo y homenaje a todos aquellos caídos durante esos días que dieron origen a un proceso de cambio indetenible que se ha consolidado en nuestra Revolución Bolivariana gracias al liderazgo indiscutible del Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez. A él, quien nos inspira a seguir la lucha y a la memoria del poeta Crisanto Mederos dedicamos este sentido homenaje.

Doris Theis

Cónsul General de Primera

Ecos del 27F en clave de poesía y activismo

(Criterio de esta edición)

La   presente  edición  es   hija  de   una  añeja  inquietud,  de   una  vieja intranquilidad individual y colectiva, de una ya demasiado larga deuda con un  capítulo ineludible de nuestra historia reciente: ese núcleo de sentido que popularmente se esquematiza bajo el rótulo de 27 F, 27 de febrero de 1989, Caracazo o inclusive, Guarenazo.

A fines de febrero de 1989 el gobierno de Carlos Andrés Pérez dictó e impuso un paquete de medidas económicas neoliberales “sugerido” por el Fondo           Monetario            Internacional (FMI).      El  pueblo venezolano    salió masivamente      a        las            calles  a   protestar    dichas           medidas.        Políticas        que aglutinaron un aumento astronómico del precio de la gasolina, y por ende, de la comida y el transporte público, de las tarifas de los servicios básicos, y un  programa  regresivo  de  redefinición  del  endeudamiento  público  bajo estrecha vigilancia del FMI.

El presidente Pérez y el ministro de la defensa de la época Ítalo del Valle Alliegro dieron la orden de disparar contra el pueblo a objeto de reprimir una protesta espontánea que se inició en la periferia de la ciudad satélite de Guarenas y vertiginosamente se extendió por toda Caracas y otras regiones del país.  Las barriadas populares de Petare, el 23 de Enero, Catia, El Valle- Coche y Antímano,  entre otras, asumieron el control de las calles, y el malestar                aliñado de escasez  e impotencia se tornó estallido popular. De una historia de oferta populista y una aplicación tipo shock de medidas anti- populares habla este gesto. Las  insensibles  medidas de política macro- económica tomadas a espaldas del pueblo durante esa fecha y luego de casi una década de ajustes activaron y avivaron un grito de “ya basta” que como pólvora se irradió por todo el país.

Pese a que los informes oficiales intentaron minimizar la cifra de “caídos”, el imaginario                       popular    tasa   la   cacería/  aleccionamiento  de   los   sectores populares  en  millares  de  muertos  y  desaparecidos.  La  mayoría  de  los “medios   de         comunicación”                  estilando         su  indolencia       característica contribuyeron con    generalizar    la                desinformación  y    a formular     una representación racializada de la protesta. Los hechos del 27F, 28F y días subsiguientes, a 21 años de su ocurrencia, aún siguen latentes en el alma colectiva de Venezuela, en su dolor, y en la voluntad de fundación de una nueva patria.

Estos  hechos  sociales  contribuyeron  decididamente  a  fundar  el  nuevo horizonte  que  llevó  al  poder  en  1999  a  nuevas  fuerzas  progresistas encabezadas por el Teniente Coronel Hugo Rafael Chávez Frías. El Caracazo del  27F,  considerado en el decir común venezolano como “el día en que bajaron los cerros”, levantó una barricada y abrió un camino de y para las rebeldías, hasta tornarse madre de la Revolución Bolivariana en Venezuela. Una revolución “en pleno desarrollo” que hoy pese a los mil y un obstáculos y zancadillas, las mayorías seguimos apostando a construir colectivamente.

Esta compilación nace así de una inconformidad, más aún de una necesidad de quiebre de las prácticas sociales de representación de nuestra historia como  monopolio alimentado por una única y misma fuente: la “historia oficial”.

La  historia  en  cuanto  que  género  disciplinar,  como  sabemos,  es  una narrativa en extremo compleja, subjetiva, heterogénea. Ha sido en nuestro suelo  terreno abonado de querellas, de versiones interesadas, de rumbos teóricos y perspectivas subsidiarias de los prejuicios de clase social, etnia y género.

Por el contrario, los textos que navegan esta colección de referencias a hechos,  metáforas y metonimias se plantean plasmar y formular una re- escritura —poético/ política— de, sobre y con la historia de los excluidos. Una  historia  nuestra,  necesariamente  otra.  No  un  discurso  cuanto  la narrativa de una historia viva, humana, dialógica, polifónica,  inclusiva. Una memoria táctil,  cercana, de barrio, plaza pública, hospital, cementerio o pasillo de universidad. Historia en cotidianidad y dialéctica, en construcción de identidades/ alteridades, en visibilidad y denuncia del borramiento de la centralidad del protagonismo de los grandes colectivos.

La palabra poética se abroga así aquí su “inmunidad” como terreno de y para  la  indagatoria  de  todo  el  extensivo  espacio  de  lo  individual  y  lo colectivamente  irresuelto,  lo  historialmente  pendiente  y,  más  aun,  lo simbólicamente  inaplazable para la refundación —post-capitalista— de la nación. Desde esta  palabra en poesía, desde esta escritura en y para la hechura  de  futuro,  como  lo  ve  Mikhail  Bajtin,  instamos  hoy  a  armar entonces una más justa descripción y narración, intentona de comprensión y valoración de esta fecha/  gesta de colectivos. Se ansía justipreciar el quiebre de las inercias sobre los modos cómo nos veíamos y asumíamos los venezolanos antes del 27F, y ahora de cara a cómo nos reconocemos hoy día.

Fantaseamos intentar saldar esta deuda con esta humilde pero creemos necesaria convocatoria. Una convidada a confeccionar un texto a muchas manos,  grafía  dialógica  rubricada  por  las  y  los  poetas  emergidos  de nuestros  colectivos.    Y        sus    textos               abiertos      a   la     edificación           de otra hermenéutica de lo que fuimos, lo que somos y lo que podríamos llegar a ser  como multitud nacional emancipada y emancipándose. Todo ello en clave  de                 activismo protagónico,         memoria      movilizada  y              expediente ético/estético.  Palabras cargadas de pragmática, de actos de habla que, como bien lo entrevió Austin, nos sirven para “hacer cosas”. Nuevas “cosas” plenas de sentido, de arrestos para uso presente y futuro, cargadas de un nuevo signo preformativo y libertario y una nueva utopía que convocan a una acción que abre las puertas a una nueva sociedad, una nueva forma de vida más polifónica, respirable y solidaria.

El presente corpus nace así de una invitación abierta por el Consulado General  de la República Bolivariana de Venezuela en Sao Paulo, Brasil, a inicios del año 2.010, enderezado a imaginar activismo y palabra en verdad desde el pretexto de un acaso curioso certamen de poesía.

El núcleo temático del certamen no pudo ser más acotado: los hechos sucedidos  en  la  República  de  Venezuela  inmediatamente  antes, durante y después del 27 de febrero de 1989. El lapso de entrega fue, diríamos  que ínfimo, minimalista: escasos 10 días continuos.

El mecanismo de difusión del certamen fue estrictamente electrónico. Básicamente  comisionado  y  supeditado  a  la  militancia  de  unos dispuestos feligreses. Unos fieles del verbo y el ciberespacio que asumen la poesía como ejercicio político; y la política como ejercicio cuotidiano de la mano de la musa: las y los poetas de la comunidad virtual venezolana El Primer Fuego.

La invitación fue adrede extendida a todos los poetas y las poetas del país,  con  residencia  dentro  o  fuera  de  nuestras  fronteras,  y  se consideró  válido  aceptar  además  a  todos  los  poetas  extranjeros interesados que hoy hacen vida en nuestro país.

Más aun, adrede no se requirió, como es costumbre, que los textos remitidos  gozasen  del  sello  de  inéditos.  Valen  entonces  y  están presentes  aquí  textos  escritos  y  difundidos  al  calor  mismo  del estallido social de 1989, otros que discurren sobre las consecuencias mediatas  del  mismo  y  unos  últimos  redactados  —diríamos  por encargo— expresamente con motivo de esta convocatoria.

Se aceptó incluso la posibilidad de que las y los poetas propusieran y remitieran textos de otros, siempre y cuando los mismos estuviesen de una manera u otra ligados al tema.

El único “premio” ofrecido consistió en la publicación de los textos seleccionados  por  el  jurado  calificador  en  una  edición  bilingüe español/             portugués con    circulación               básicamente       acotada      a                    la hermana República Federativa del Brasil. No se prometió recompensa en metálico ni diplomas ni credenciales de participación. No se ofreció (aunque lo haremos) siquiera lo mínimamente elegante: encauzar un puñado de ejemplares gratuitos a los participantes o “ganadores” del mismo.

Sin embargo, aun con todo en contra de los poetas —y de la poesía— pese  a  demandarles abordar un tema difícil y en extremo doloroso desde una  propuesta estéticamente legítima, esto es, sin consentir despeñarse en las golosinas del lugar común, pese a otorgar un plazo ínfimo de entrega —casi irrespetuoso— y por si fuere poco de cara a una falta total de incentivos  materiales, a lo que se le adicionó la exigencia además de un número preciso de caracteres máximos por poema, es decir, a pesar de tener todo en contra, la poesía venció. Se expresó sin tapujos y superó las barreras de toda formalidad. La poesía  en  militancia  se  presentó  por  sí  sola  (re)presentando  un momento doloroso y catalizador de una nueva sensibilidad y época para Venezuela. Una comunidad de poetas/ activistas venezolanos — por  nacimiento    o        naturalización        o                  venezolanos          de corazón—masivamente respondió con la contundencia que caracteriza la fuerza perentoria de la poesía ante un evento concreto de la cruda realidad que se constituye en fenómeno fundante de una renovada identidad colectiva neo-bolivariana, irreverente y rebelde, rebasando cualquier expectativa que nosotros nos hicimos como editores.

En el lapso previsto de 10 días se recibieron 54 propuestas poéticas suscritas por 12 poetas mujeres y 42 poetas hombres. La compilación fue         totalmente                 inclusiva, procurando        burlar       las            apolilladas compilaciones académicas y excluyentes típicas de épocas pasadas en  Venezuela.  En  ese  sentido,  el  presente  constituye  un trabajo recopilatorio  alternativo  e  irreverente.  Apreciamos  que  el  gesto militante de estos poetas, en su dialogicidad reflejan una trama otra y la voz actual de nuestro pueblo, un pueblo no amnésico y por ende rebelde.  Un  pueblo en ejercicio de su   expresión genuina y audaz que, en el contexto de esta compilación resulta para nosotros, para las   víctimas     y         los   familiares de      las     víctimas       del          27F,     en          el levantamiento de un sentido contundente de homenaje/ comprensión otra y (re)invención del 27 de Febrero de 1989 y sus retruques en nuestra historia contemporánea.

Mas, acaso lo más curioso y resaltante del caso lo constituye la pluralidad  y  densidad  de  las  voces,  entonaciones  y  claraboyas imaginativas  desde  donde  las  y  los  poetas  alcanzaron  captar  y escudriñar         sus   dolores  y   esperanzas,  ensueños                        y    memorias, imágenes y voces que rompen ahora el bien empedrado muro del silencio.  Un  muro  que  se  nos  ha  querido  imponer  a  través  del sometimiento,   la   explotación,   la   exclusión,   el   hambre   y   la manipulación/ cooptación sistemática del pueblo, esas implacables, eficaces y devastadoras armas del sistema capitalista mundial.

El 27F fue presentado por los operadores político-simbólicos de la derecha lumpen-burguesa  venezolana  de su tiempo como el paradigma de una acción       colectiva                 espontaneista,          irreflexiva,     salvaje                 y hasta característicamente               bárbara,    sindicándole          y     remachándole       además  su condición acéfala, criminal, fetichista de la mercancía y hondamente contra- ética. El capitalismo criollo tramitaba reestablecer así de nuevo su orden. Un orden que como lo vio Marx no es otro que el de poner a las personas en el  lugar  de  las  mercancías  al  tiempo  que  mistifica  y  encumbra  a  las mercancías al nivel que debería darse a las personas.

La palabra  de  las  y  los  poetas  que  pueblan  estas  páginas  hablan  sin embargo de una escena muy diferente: la de la rearticulación de la épica colectiva en una clave que necesita de otras metáforas y otros ángulos explicativos para su justa y cabal comprensión. El filósofo Hans George Gadamer decía que comprender por definición siempre es “comprender de otra  manera”.  Esto  es  lo  que creemos  apuntan a  hacer  estos  poetas/ activistas desde sus respectivas apuestas textuales. Esto es, instalar en la historia de lo  sensible otra versión de las imágenes imborrables que ya interpretó la derecha desde su tribunal valorativo como evidencia flagrante de   delito   y    expediente   legitimador   de   una   vasta   operación   de acorralamiento y suplicio colectivo.

En antítesis, la voz de estos poetas articula una operación de exégesis dialéctica que hace ver que, como lo mostraba Carlos Marx, los hombres hacen siempre la historia, pese a que generalmente lo hacen sin percatarse de ello. Este  es el sentido diferencial de esta otra poesía, de esta otra estética, de esta otra hermenéutica de las gestas colectivas e individuales en  clave  de  nueva  comprensión  y  resignificación  de  nuestro  pasado, presente y futuro.

Esta curiosa cita con nuestra nueva poesía en activismo político-estético se planteó, hay que decirlo, abrir una compuerta. Una compuerta poblada de imágenes  y  sonidos,  de  voces  y  de  pre-comprensiones,  de  relatos  y sabores. Una compuerta que había sido taponada, negada, cegada por más de dos décadas: la proliferante compuerta de nuestra memoria colectiva. Se ha denunciado que el 27F hace parte de una larga “gramática del olvido” tras la cual vegetan la indolencia y la injusticia. Esta obra busca entonces consignar una contra-gramática del recuerdo como guiño problematizador a todas luces político.

Salida y ahora más aún tamizada desde la mirada ético-estética que funda y aviva toda empresa evocadora, alusiva, hermenéutica, suspensa, soberana, en una  palabra, liberadora. Esta poesía tiene la potencia y la virtud de explicarse y  justificarse plenamente a sí misma. Huye de ser una poesía presuntuosa de vivir en una torre de marfil. Muy por el contrario es una que se vale y apela al lugar  común, la oralidad, la musicalidad y el recuerdo compartido como expedientes para emplazar su peripecia ruptural. “No hay saber más o saber menos”, nos  recordaba el maestro Paulo Freire: “hay sólo saberes diferentes”. Análogamente, este cuaderno nos dice que no hay estéticas superiores y estéticas inferiores sino  estéticas diferentes. Y es precisamente en los límites de la indagatoria de  esta diferencia y esta alteridad donde debe ser puesto al nuevo microscopio electrónico nuestra nueva literatura y nuestra nueva crítica. Recuperadores  insustituibles de nuestros particularismos, nuestros modos de asistir a la realidad y, sobre todo, de transformarla. En una palabra, una estética que inventa y que se permite errar, pero siempre como voluntad enzimática de apuesta lúdica y liberadora y alquímica como lo apetecería nuestro Don Simón Rodríguez.

Amparados en esta convocatoria y ahora a partir de la edición de este libro ensayamos abrir un dique desde donde reflexionar y re-figurar juntos los márgenes de nuestra memoria individual y colectiva hecha imaginación y poesía, hecha nuevos activismos, gesta sin duda histórica, vasta empresa colectiva  protagonizada por nuestra nación y, por extensión, por Nuestra América. Empresa cuyo punto de quiebre historiográfico es fácil de ubicar el 27 de febrero de 1989 y sus días subsiguientes, pero cuyos ecos, estrépitos y ramificaciones viaja y nos alcanza en nuestro desafiante presente.

Precisamente por ello este jurado resolvió incluir al menos un texto de cada poeta  participante. Aparte de por el indudable valor intrínseco de cada texto, como una forma de preciar la apuesta representacional de nuestros poetas-activistas enfocada         a recuperar    la            densidad  hermenéutica del fenómeno 27 F, ahora desde la productividad del texto testimonial-poético- político,  desde  la  eficacia  ético-estética  y  la  voluntad  ruptural  propia también  de       las     luchas         de               todos     nuestros     bravíos        pueblos  Nuestro- Americanos.

Coincidimos con que, de cara a los nuevos desastres naturales y artificiales auspiciados por el sistema capitalista global y en el marco indetenible de la generalización de la crisis, social, climática, ética, energética, financiera y ambiental gracias a la congénita rapacidad capitalista, la nueva estética de vanguardia venezolana y nuestro-americana hoy no puede quedar como mero entre-juego de experimentalismos espaciales y retóricos.

A la activista y artista plástico Morella Jurado quien nos concedió la imagen de una obra suya para la portada de esta obra, a las y los poetas,  a las y los activistas y soñadores y constructores de un hoy y un mañana más justo y  solidario,  a  todos  ustedes  nuestro  agradecimiento  por  este  esfuerzo reunido.

Rubrica el jurado:

Doris Theis

Luis Ernesto Gómez

Luis Miguel Delgado

9

WILSON BARBA ÁLVAREZ (Lloviznando Cantos)

EL CARACAZO… 27F 1989

En honor a los caídos en los sucesos del Caracazo, levantamiento popular en contra de las medidas del Fondo  Monetario  Internacional  aplicadas  por  el Presidente Carlos Andrés Pérez, quien dio la orden a     los    militares   de    la    época   para    reprimir criminalmente al pueblo”

Un 27 de Febrero de 1989 por las calles corre la sangre botas gorilas pisan la carne

El pueblo grita de rabia de hambre Lucha, se enluta se agota se parte Voz del imperio que oprime que arde Los asesinos la orden imparten

Perseguir, arrestar, torturar y matar

Secuestrar, allanar, apuntar, disparar

A la peste con los perros  y con cal blanquear el mar

Con silencio de la iglesia echen tierra ¡Tapen ya!

Por las paredes atraviesan balas Punto 50 despedazan almas Vuelan libres, rompen el viento

Por los balcones lanzamos los muertos

Cruentos saqueos, comida por vida Ley de fuga, tiros sin gracia Cuentas pendientes de policías

Se cobran a plomo en media vía

Perseguir, arrestar, torturar y matar

Secuestrar, allanar, apuntar, disparar

A la peste con los perros  y con cal blanquear el mar

Con silencio de la iglesia echen tierra ¡Tapen ya!

El pueblo grita, el pueblo señala Al asesino que escondió su cara Carlos Andrés Pérez culpable Llegó la hora que pagues cobarde

Llegó la hora que pagues cobarde

10

LEONARDO ALEZONES LAU

El Arado

estuve arando tan cerca del mar tanto que se ahogaron mis bueyes allí planté una higuera

y los brujos me dijeron que en ella congregarían las voces de los próceres

así fue y tuve tanto que arar que aré debajo del mar

y esas voces recordaron el día

en que los poetas beberíamos del vino guardado en sus ataúdes

embriagados le cantaremos a una patria una dama esbelta y ondeante

pudimos sentarla sobre una danta dónde habrán quedado mis bueyes

todos se fueron a cantar la libertad de una patria que renace en cenizas

los mausoleos hacen un desfile de pétalos traídos al suelo y por donde pase el caballo blanco se alzará

estirada por el vuelo de una mariposa amarilla

se habrán separado las aguas

y ella se irá a preguntarle por esta nueva patria al sol

11

ARMANDO AMANAÚ

FEBRERO 27

Lázaro, levántate y camina” meridazo, barinazo, caracazo, guarenazo, guamazo,

(27, 28, dos, 89)

la radio, la tele, el vampiro CAP coronándose

de nuevo

ENTRE LA CHUSMA UNIVERSAL DE MANDATARIOS Y LA GENTE SIN UN REAL PARA EL TRANSPORTE la rabia manipulada por los medios

la causa no se vende masacraron al ánima enfurecida

que ese día salió a la calle

y nunca más pudo regresar un río de sangre

una avalancha

el gloria al bravo pueblo no es puramente

una canción de cuna

“seguid el ejemplo que Caracas dio” la historia vive para siempre ahora también armada

de poemas son versos contra balas

y dando saltos con sólo un pie

Lázaro bíblico camina

hasta encontrar el otro

(13 de enero de 2010)

12

27 – 28 F

“ y sangriento justamente”

M.H

un costillar completo de res sobre la espalda desnuda

de un famélico individuo

el charco de sangre bajando junto al río de las iniquidades

el cadáver de un hombre cruzando la solitaria avenida sostenido por un motorizado

montado como un ángel apocalíptico en su nave

imágenes imborrables del día cuando el barro de la ira

se desprende de los cerros

y una bola de lava barre a una clase gobernante decadente y cínica…

13

MANUEL BARRETO

GRITO DE CALLE

Un grito almático

que sacudió la historia

desbordado al pié de la montaña urbana fue el encuentro de los silencios

de aquellas noches que remontaron el cielo y se partió en pedazo la torta de la historia

para vivir en la anunciada lluvia de la gloria

día en que los hombres y mujeres desnudaron sus pechos sus vientres y dolores

y ese mismo 27F una gigantesca luz

impregnó de colores y de sabiduría y de fortuna a las multitudes

hasta la última calle del país

que estaba asignada para mi destino fue un grito “futural dialéctico”

en medio del tiempo y de la eternidad

y echo andar para siempre en nuestros sentidos por nuestra sangre por nuestras calles

y por nuestras vidas

14

JUAN CALZADILLA

27 DE FEBRERO (1989)

Tambores de sangre

Este es mi país

PATRIA DEL HUMO

Miro el paisaje piadosamente

veo como está dividido en dos por la carretera que avanza en medio de la sabana incendiada

por sus cuatro costados. A la izquierda y a la derecha en primer plano

y al fondo, entre los pajonales las llamas avanzan. Y una gruesa columna de humo

cuelga de la nube remota

como de un gancho de carnicería.

Sólo la carretera no está en llamas.

Luce en medio del incendio limpia de culpa. Desde ella, como desde un mirador,

de lado y lado a mi pobre amado

país se contempla.  Algo comparable sólo lo he visto en los cuadros de batallas

por la independencia.

Pero, ay, aquí ninguna de éstas se ha librado.

15

CANDELARIA FAMILY

El Caracazo 2009

Esto es Venezuela el Caracazo 2009

Volvieron los perros de guerra en el 2009

Volvió la canción que a toda Caracas mueve Dejando huellas… en el Hip Hop con nuestros pasos Quítate del medio o te lleva el Caracazo… (X2!!)

En esta ocasión soy la primera impresión callen el tema Aquí están las voces… que hacen vibra a toda Venezuela Esto es el vagón más pesao donde habitan puros monstruos Puras lacras… que a este género le han cambiado el rostro Me doy el lujo… de volve a reuní un ejercito

No sólo reunirlos… sino volver hacer un éxito

Me volví el eje… que a toda esta cultura mueve

Yo soy crilser y les presento al Caracazo 2009

El impacto de un 40 es el boquete de mi rap

Y tengo el peine full… para matar en este round

Un inquilino del Hip Hop que es adictivo como el crack

Biancucci in da house… el selector del glock Lírica tras lírica así es como tumbo sus coronas Un viaje directo a clínica… a 30 meses en coma

Enemys no se la coman… que yo sé que no se atreven

No pudo en el 08 menos en el 09

Crisler rraa que no tengo la trraa

Y de personas crápulas… calculo con facilidad

Depende mejor farándula

Demuestro vocación de más… donde ilumino con verdad

Donde conozco del respeto además de la humildad

Hablar de mí está de moda… como haría la mayoría

Si mis sobras son las sombras del transcurso de los días

No me hablen de algo real de cultura o de filosofía

Si tu boca está llena pero tu mente está vacía

Volvió la amenaza del gremio manjaro los Alpes plateados del sur… (Nigga!!)

******************* De mi crimen se reportan

Papa soy la corte negra… (No corran!!) Ya que la morgue los espera…

El Mesías del delito nacido en el área sur

Siento que el instinto llama pa’ darte la pila crew

Venezuela es mi testigo… de que soy principio y fin

Ya que los barrios fuesen mudos si yo no estuviese aquí

 Fuente: Musica.com

16

El barrió el escenario… el malandreo caraqueño

No te pongas feo men… (Bájale dos!!)…

El barrió el escenario… el malandreo caraqueño

No te pongas feo men… (Caracazo!!)…

***************************************

*************************************** Soy el más odiado… soy el más amado

Yo soy el que más frutos al género le ha dado

A muchos los eh visto nacer… y los eh visto morirse Sueñan con superarme pero no pueden medirse Cuando saco una lírica le saco lágrimas

Sientes que como tu cerebro como el doctor Hannibal

Prehistórico como el 27 de febrero

Mongólicos… yo soy la inspiración de estos raperos

Sierra el pico y hazme caso cuando escuches el pitazo Y abre paso sin retraso… ya que en esto me desplazo Como el hampa de Caracas montao en un modelazo

Pero dando puñetazos… Alquimista selectivo el más negro del Caracazo En este mundo…Yo soy la voz extraordinaria que habita en miles de hectáreas

Que de una forma les detalla… yo soy Javier Pacheco el hijo de Candelaria

Palabras dúctiles con versos táctiles, versátiles, volátiles Como el gasoil subiendo índices bursátiles Retracte antes que te fracture y practiques

Que llego el cacique acabando con tu fiesta matiné

Láncese  antes de que los castigue

Boraciones infantiles y unas fraccis tan frágiles

La muerte calló en cinta… y tú fuiste mi tinta

**************** King Like Simba

Pego como un tigre… ayer presa pero hoy libre

Yo sólo hablo con mis hechos la cual son de alto calibre

Yo no soy la mejor… ni tampoco pretendo serlo

Mis hijos se pelean y mi deber es comprenderlos Para qué esmerarte ogros si tus logros sólo es sobra Si una composición inyecta letal como una cobra

No sólo por ser mujer… me respetan los raperos

Sino porque mi Flow… se mide con el de un caballero

Volvieron los perros de guerra en el 2009

Volvió la canción que a toda Caracas mueve

Dejando las huellas en el Hip Hop con nuestros pasos

Quítate del medio o te va lleva el Caracazo… (X2!!)

En los pasos de la envidia galopando y aceitándose

Inservibles como el apéndice la lucha contra esas várices

Si no le interesa córranse que queremos llegar a la ******

Y venimos a dar soluciones para que el envidioso dejara la estupidez (Yahh!!)… que no es lo mismo, no es aquello, no es lo que antes fue Para poder, para que afrente primero tienes que ve

17

Que esto es caracas, Caracazo, carajitos que lacreo… creo

Que Caracas es lo que veo

Yo soy esclavo del cuaderno… esclava en mi libreta

De este maldito científico con la fórmula secreta

El Rap es mi presencia y por eso yo soy la bestia Mi Flow vive… el tuyo está metido en furgoneta Deberías llámate mierda y no llamarte Mc

Tú te mueres por el Rap y el Rap se muere por mí

Que no se hable más del tema y dejemos los puntos claros

Lo que escribes en un mail con un Freestyle yo te lo apago

Extra, extra volvió el tsunami lírical

Con un Flow demasiado brutal… Skate sobrenatural

Llame fulano de tal… diga cuándo y prende el beta

Cuando usted pase el peaje… yo eh cantado en 10 planetas Gracias a música escritora..!! Por nunca abandonarme Gracias a gente como ustedes es que me vuelvo más grande Mas Flow, más dinero y un poquito más de fama

Sin habla mucha mierda… pues yo soy Big Habana

************* viven de espejismo en su desierto

Y en los dos segundos muchos se quedaron boquiabiertos

Si les digo lo lamento… por ustedes si les miento Desde Antímano es el pillo en el segundo manifiesto Abusando de sus almas, calma diablo soy su karma

Tanto que nos criticaron… después los vi haciendo palmas

De nuevo los perros de guerra se desplazan cual jauría

Porque esto es en el Rap… como en la iglesia la letra mía

El barrió el escenario… el malandreo caraqueño

No te pongas feo men… (Bájale dos!!)…

El barrió el escenario… el malandreo caraqueño

No te pongas feo men… (Caracazo!!)…

***************************************

***************************************

Hip Hop de mi hermana soy el alfa y el omega Soy el beta y el drama… mi constancia y mis ganas Están de mi lado montana… así que entiéndelo hermana Si hoy estoy aquí… es por talento no por fama

Esta canción es muy letal no se equivoquen es lo que hay Quieren motivos pa’ criticar es la tiniebla mi nombre style… (My Name Style!!)

Partiendo caras, todas aquellas que ayer… me subestimaban

Por favor dame un momento… apenas estoy comenzando

Ando este es mi lápiz y su alma estoy resucitando

No es por el humo que tiene mi inspiración

Es que yo soy la misma imagen de toda esta evolución

(Yohh!!) Soy el némesis nigga ******

Tú no te ganas el respeto ni montando un myspace

18

La diferencia… tus líricas son precarias

A mí me parió la musa… tu naciste por cesaría

Súbele al micro pa’ que escuchen el delito

La evolución fue que hizo… que mi flow sea último grito

Con mi clase urbana… me mantengo invicto Yo soy otra vaina el publico ya dio su veredicto (Mi música!!)… única responsable

Que con sentimientos fríos enseña no confiar en nadie

En Vargas este es mi flow y es el futuro hago que viajes

Este es el Caracazo y yo soy Martín el *****

El Caracazo me toca cerrarlo a mí a mi manera

Y quien más podía hacerlo… si no Jairo el de la vieja escuela

Quien vino a ponerle fin… y a dar una demostración

De algo que suena malandro… así como esta canción

Soy su gran inspiración por algo me dan este puesto

2008 en la primera parte recogieron muertos

2009 esto continúa quien sabe hasta cuando

Y lo dudo mucho… que puedan tumba este bando

Volvieron los perros de guerra en el 2009

Volvió la canción que a toda Caracas mueve

Dejando huellas… en el Hip Hop con nuestros pasos

Quítate del medio o te lleva el Caracazo..!!

Volvieron los perros de guerra en el 2009

Volvió la canción que a toda Caracas mueve Dejando las huellas en el Hip Hop con nuestros pasos Quítate del medio o te va lleva el Caracazo..!!

Por segunda ocasión agradezco… (Gracias!!)

A todos esos artistas que hicieron acto de presencia

En esta producción… (Tu sabes!!)

Lo que un año atrás significó una canción más… (Cómo!!) Hoy se convierte en el proyecto

Más importante del movimiento… (Por supuesto!!)

Independientemente del que no esté… (Oye!!)

Y de comentarios emitidos por otros… (La Comarka!!)

En este tema están los accionistas mayoritarios del género (Claro que si!!)

Y vuelvo a tener el honor y el gusto… de reunirlos a todos ellos

Tu grabación record (Héctor Márquez!!) El que todo lo puede

Edwin y yo el productor más joven el género… (La Comarka!!) Crisler

19

FÁTIMA CEDEÑO MARTINEZ

ESTALLIDO

I RUIDO

Después de tantos   sueños  explorados

Entre tus horas  se movió la historia

Allí entre búsquedas

emergió   de la noche  y suspendido

El rugir del Tiempo

II RUMOR

Hay noches que  saltan  las pieles

Desde las puertas  tus hijos

Abren las venas

Exploran sus  vuelos

Agitan   las horas

Tumulto   entre los labios

II

EXPLOSION

¿Dónde están los tiempos hechos al vuelo?

Desde las  ventanas  están  sembradas las noches

Ese  fue el tiempo de las cadenas  rotas y  rebelión entre  los  dormidos

Se hizo la explosión

III

VOCES

Más allá de las  sombras están         Las Voces

y esa Noche  en tus  pieles

IV

SOMBRAS

¿Acaso  hay  un  espacio entre los muros

20

para esconder   tus   pasos?

Y     Allí estas   entre  sombras

Conspirando

Y   entre     asechos  llenas la Noche

V

CRISTALES

Aquí  yacen los cuerpos

y entre aires los sonidos

y esparcidos  los  cristales haciendo         ruinas en  las manos

VI

HILOS

Ahora ¿Dónde están  los  nombres

de aquellos que callaron?

¿Dónde están los hijos de las sombras que rompieron las cadenas?

VII

PESTE

¿Dónde están los cuerpos hilados?

Sangre

Sonido          Noche            Fuego

Así quedaron  en tus sombras

Vienen entre   ruido   explosión   y  voces

Llenan  espacios

21

JUAN CHÁVEZ LÓPEZ

27- FEBRERO

Aquel día flotaron las tasas de interés Los octanos de la gasolina encarecida estallaron en el pecho de los transeúntes La gente corría tras la carne congelada

en los almacenes de los usureros

una bomba lacrimógena golpeó con furia las piernas de un joven trabajador. Caracas olía a plomo y a muerte

un viento aterrador neoliberal

recorría indecente las calles de la ciudad abrumada por la escasez

y el clamor decidido de un pueblo naciendo.

21

HUGO CHÁVEZ FRÍAS

En honor al pueblo venezolano

y a los mártires que se fueron durante el Caracazo

y con su muerte ayudaron a despertar este pueblo

y entre ellos se fue mi compadre

Mataron  a Felipe Acosta

A Felipe Acosta Cárlez

La tormenta de los pueblos se desató por las calles

No quedaba nada en pie

desde Petare hasta El Valle

Caracas tenía sed

y la sed era de sangre

Ay, balazo en un instante te llevaste a mi compadre

El Río Guárico llorando

corre entre sus palmares

y los morros de San Juan

se estremecen verticales

Por los caminos del llano

se apagaron los cantares

y hasta el viento de la sabana

se detuvo aquella tarde

Yo no lo quería creer

se lo juro por mi madre

Si apenas antes de ayer

te vi allá en el alma mater

Con toda tu humanidad

entraste a mi salón de clases

y gritamos como siempre

¡Maisanta, que son bastantes!

Mataron al catire Acosta

al catire Acosta Cárlez

Quien lo mató no imagina

lo que vendrá en adelante

ni la fuerza que ahora palpita

dentro de la tierra madre

en el alma de estos pueblos

que tienen siglos con hambre

peleando a tambor batiente

contra el colonialista infame

Esos no tendrán perdón

llámense como se llamen

23

Mataron al catire Acosta

al catire Acosta Cárlez

Epa, no te me vayas ahora

No te me vayas compadre

El cacique Guaicaipuro

reunió sus tribus del valle

Que José Leonardo Chirinos

ya levantó su negraje

Que en los llanos del Apure

compadre despertó el catire Páez

Que al Mariscal Sucre vieron

cruzando el Río Manzanares

Que Rafael Urdaneta

se abrió hacia los medanales

Que ya Piar en Angostura

cabalga con su pardaje

Que mi General Bolívar

ayer me invitó en la tarde

recibió a Ezequiel Zamora

con todos sus Federales

que el cielo está encapotado

anunciando tempestades

No te nos mueras ahora

No te nos mueras compadre

Mataron a Felipe Acosta

al Felipe Acosta Cárlez

Oigan el grito

Oigan su grito indomable

La boca del cañon

cuando lancemos el ataque

En la defensa enemiga

cuando la quiebre el infante

cuando mil paracaidistas

caigan en los terronales

cuando hagan temblar la tierra

cien divisiones de tanques

y cuando la caballería

lance su carga salvaje

Oigan al Catire Acosta

Oigan su grito indomable

20 años después

desde aquí te canto

No te mataron compadre

24

VALERIA CORTÉS

PARA USTEDES JAMÁS

No era tiempo para poesías acribilladas de azules mariposas,

o para alegrías suaves y rosadas como niño en brazos de una madre. Era un siglo atado a las mandíbulas de perros hambrientos.

La jauría desbocada sobre la carne del olvidado

clava sus colmillos alevosos con dentelladas ácidas

y rotundas como la nostalgia más filosa en una noche eterna, sin salida, ni destino, sin el auxilio de la madrugada.

Bajo aquel cielo la iniquidad cree ver su estampa vencedora, sin contar con la humilde cólera encendida como antorcha ardiendo terca en el corazón de los hombres

sin otra posibilidad que la rebeldía o la miseria ambas con la cara insomne de la muerte prometida.

Sobre esta tierra empapada en sangre de púrpura insurgencia, obstinada en la libertad desde el inicio de los tiempos,

Al látigo jamás lo acompañó el silencio, a las bombas nunca la rendición,

a la bala cobarde respondió siempre con su latido

irreductible de pulpa y bruma el pecho desnudo de sus hijos.

Y a pesar de tanto sacrificio en los ojos transparentes, de puños apretados por el dolor y la gloria,

aún se mantenían sordas al mando de nuestros horizontes las huestes de mercaderes ávidos por llenar de oro

mal habido todos los sucios orificios de sus cuerpos.

¿Hasta cuándo las frígidas celestinas regentando un burdel de impotentes?

¿Hasta cuándo los traficantes del desmadre

y la congoja ahorcando las gargantas y sus gritos?

¿Hasta cuándo, señores del poder, las manos vacías llenas sólo por callos de esclavitud?

¡Por siempre! respondían lacónicos desde sus bocas dentadas. A plomo escupían rabiosos desde sus cañones importados

con el silencio cómplice de los eunucos de todas las vergüenzas. Ellos contaban soberbios con la contundencia de sus fusiles

y con la fortaleza de sus bóvedas de hierro en bancos extranjeros.

Al final de Febrero aquellos bastimentos brutales

no alcanzaron a contener la furia purísima del desheredado.

No le bastó al Rey su pompa y su gala y sus riquezas de metal y mierda. Bajó el gentío alebrestado a arruinar su coronación y a detener la orgía. Con desenfreno ingenuo y merecido vociferó la muchedumbre:

¿Hasta cuándo señor? Antes y mil veces preguntaron sin respuesta.

25

De la cuesta del cerro a la ciudad un hormigueo de voluntades, todos al unísono, sin premeditación, ni alevosía, ni bajas astucias fluyen en un río subterráneo, en un carnaval de locura e inocencia, en un desfile donde prohibitivos electrodomésticos suntuosos

y duros desarraigos danzan en un sambódromo de quimeras.

Los vecinos sobre los infinitos escalones cimbreantes de sus barrios reparten en trozos el cadáver de la res saqueada en un festival comunitario por cuyo boleto de entrada pagaron ya un millón de veces.

No hay sorpresa alegre para el final de esta explosión de corazones y resuellos

y no la puede haber porque la historia es la misma desde los siglos de los siglos,

a sangre y fuego y a sangre y fuego fue la respuesta: No hay para ustedes sino muerte.

Castigados por tocar con el pétalo de sus rosas la vaca sagrada. Sentenciados por descuartizar insolentes la propiedad privada ajena lejana.

Nunca para ustedes. Para ustedes jamás.

26

LUIS DELGADO ARRIA

Retentivas pre, durante y post 27 F

La peor y más inolvidable experiencia de tunda colectiva a un pais —

durante dos décadas— de los últimos 500 años.

¿Será que un día alcanzaremos finalmente a recuperarnos?

En el plano micro-histórico-familiar me legó la muerte de un hermano, (por hostigamiento económico), el recuerdo del resto de mis hermanos y primos teniendo que forzosamente salir a trabajar antes de terminar bachillerato.

Ocuparse en lo que fuere: poniendo a punto añejos motores de vehículos, maquilando interruptores eléctricos (Ticino) en azoteas, canturreando bodas y bautizos, vendiendo enciclopedias, inmuebles, persianas verticales, cursillos o vasijas; o facilitando clases de lo que fuere en patronatos de tercera por grotescos treinta bolívares la hora.

En el plano ideológico-nacional nos dejó marcados a fuego a casi todos con un relato de cuartos trancados, cerrojos y rejas en cada puerta, y broqueles para resguardar las pertenencias del resto de vecinos/ habitantes de la

casa/ patria.

En mi plano barrial fue lo mismo, sólo que aderezado de recuerdos de amigos/ héroes de adolescencia, otrora adictos a toda la imaginería de Fidel, el Che, la Nueva Trova y el Rubén Blades de Tiburón, pero que a la primera instigación laboral de su historia se abalanzaron golosos sobre automóviles, albercas, cuentas, clubes.

Un Renegado CJ7 es para mí la mejor metáfora de esos agitados, vertiginosos, urgentes pero lentísimos (y ojalá borrables) años de felpa.

Producto de un apuro (diríase que hiper-capitalista) por llegar adonde era imposible hacerlo en aquel tiempo, un día de diciembre este Renegado azul CJ7, metalizado y recién lustrado se volcó en la carretera Caracas/ Maracay con su único pasajero.

Pese al volcamiento y al impacto de frente contra un Maverick que iba a 160 kilómetros. por hora el piloto-país, contra todo pronostico, se salvó.

La casualidad, la providencia divina o cierta omnisciencia hospitalaria lo rescató a casi que última hora.

Pero por allí cuentan cuán maltrecho y aturdido quedó.

No aplica aquí aquel adagio de Gardel: Veinte años de culto rentista- consumista-globalizador, cultura de rapiña, individualismo/ tribalismo,

27

vivianismo, improvisación, darwinismo social, cacería y felpa cotidiana…

cómo pesan.

(29-07-2001)

28

ALFREDO DOMÍNGUEZ FERNÁNDEZ

Y volvimos a gritar…. “LIBERTAD”.

I.

Hace doscientos años gritamos LIBERTAD En contra del yugo de  la España imperial. Dolor, sangre, sufrimiento, sacrificio infernal, Nos costó nuestra primera falsa LIBERTAD.

Hace veintiún años que volvimos a gritar LIBERTAD, Ahora era en contra de la oligarquía ancestral. Emancipación, revuelta y muerte visceral,

Fue el inicio de nuestro sueño de LIBERTAD.

Hace doscientos años comenzamos nuestra gesta patria, Iniciamos nuestra lucha por la libertad de nuestro pueblo, Fue el tiempo de Bolívar, era el tiempo de la  independencia.

Hace veintiún años retomamos la lucha sin clemencia

Por la verdadera libertad. La oligarquía tembló,

Por la fuerza de un pueblo que imponía su presencia.

II.

Diferentes son las caras que hoy enmarcan nuestra gesta, Diferentes son los héroes que llevan los estandartes libertarios, Diferentes las lacras, los enemigos, nuestros contrarios,

Pero idéntico es el sueño de la vieja y la nueva casta.

Febrero por siempre inmortal, 1989 será por lo que resta

De nuestras vidas, el inicio de los cambios necesarios,

Para dejar bien en claro, que nuestros caminos son revolucionarios

Y que jamás olvidemos que a nuestro pueblo se le respeta.

Grande fue el dolor inmensa la pérdida,

Sangre de mártires derramada, almas martirizadas

Por una lucha loca, por una lucha fratricida

Pero el sueño de revolución ha tomado vida

Y sus raíces ya están profundamente clavadas

En nuestra patria y ahora, ya nada más tiene cabida.

29

DAVID FIGUEROA FIGUEROA

CONFIANZA

“No ancla el barco  donde muere el recuerdo”

D.F.

Nada de estar prisionero de uno mismo, de uno mismo…

El pájaro vuela aunque la nube esté bien alta, bien alta

Solamente necesita, aparte de sus alas, la confianza, la confianza…

Nada de estar prisionero del que dirán, del que dirán…

La Revolución es la razón del hombre nuevo, nuevo…

Motivo que lo hace soñar más allá del universo, mas allá del universo

La flor convertida en jardines de cielo

para que su aroma llegue a todos los rincones del

mundo.

Hagamos del espíritu mieses para los años, para los siglos

Que la Libertad sea la música compañera que siempre llegue al oído

donde el alma retoce como las olas en el mar y los peces en el río

Hagamos del 27 de febrero un caudal de ilusiones, de ilusiones…

De esperanzas hechas realidades a través de luchas compartidas

Que jamás se olvide que la Patria es de todos, que la Patria es de todos…

Que no vuelva la sombra a querernos quitar la luz, nuestra luz…

Ya nos dice el poeta Orlando Araujo: “Regalo el sol a un niño”.

                                                                                            Mi País.

30

DAVID JOSÉ FIGUEROA GONZÁLEZ

Clamor

Despertó Venezuela,

con hidalguía desbordó las calles.

Recorría el país una voz,

truenos de esperanza retumbaban,

pan y justicia era su clamor.

Políticos y militares entregados al Imperio

olvidaron a su pueblo,

lo bañaban de sangre.

Ojos de dolor

caminos de perlas envejecidas,

almas inocentes perdidas

un 27 de Febrero

fue la despedida.

Siempre Febrero

Cantos silenciados

al compás de metralletas,

ciudades desvastadas,

áridas y marchitas.

Oprimidos con trabajos (esclavizados),

mudos de ira

Así fueron sembradas las semillas,

ante la mirada indiferente

de los burgueses.

Venciendo adversidades,

brotaron los retoños,

retoños de Revolución.

Sueños de febrero,

siempre Febrero…!

31

YLDEFONSO FINOL

Canción a Bolívar

No me diga Bolívar que no

que Caracas no va a despertar

por las calles los estudiantes lo andan buscando.

En Guayana y la Costa Oriental los obreros se están preguntando por la espada y el caballo blanco, mi General.

Dicen que están dispuestos a a compañarlo que en la lucha serán libres o morirán

que la Patria no resiste ya tanto engaño

que el poder de los corruptos acabará, General.

Póngase las botas mi General

ya ensillé el caballo pa cabalgar

sobre el tiempo nuevo que está viniendo que llegará.

Y no se me muera de soledad

la hora del desquite está cerca ya en la gesta suya

que nuestro pueblo

continuará….. Bolívar.

32

PAUL GILLMAN

F-27

I

Esa mañana no la sentía igual algo me dijo que no era normal me levanté…

Y sin quererlo temblé

II

No escuché a las aves cantar tanto silencio me puso a pensar el cielo era gris

Y el futuro también

III

En la autopista la radio encendí Y comprendí lo que iba a ocurrir estaba en el medio de una revolución un golpe a la historia de esta nación

IV

A unos kilómetros de la capital

La gente en la calle no dejaba pasar un camión de alimentos

Estaban por asaltar

V

Un hombre común se acerca hacia mí Me dice tranquilo… ¡Tú puedes seguir! No es contra ti toda esta reacción

¡Tú estás sufriendo lo mismo que yo!

(Coro) F-27

¡Febrero 27!

El día que la gente se cansó

F-27

Febrero 27

El día que la gente dijo ¡No!

VI

33

Pasamos con suerte el primer tiroteo

¿Qué pasa dios mío? ¿Qué es lo que veo? Columnas de humo riegan a la ciudad

¡todo el país parece estallar!

(Coro)

VII

Toda esa sangre

Y toda esa destrucción tanto sufrimiento… Dime, ¿para qué sirvió?

VIII

Fue una advertencia que no se borrará

Una pesadilla…

que no debe volver más!!!

(Coro)

34

GONZÁLO GÓMEZ

¡A ellos, que no escapen! Cantata 27F

¡A ellos, que no escapen! ¡Atrápenlos a TODOS!

¡A ellos, que no escapen! ¡Atrápenlos a TODOS!

Ellos son los que viven de violar las conciencias, machacar los derechos y sembrar los temores…

Ellos son los que cavan barrancos en la historia, empantanan la vida, cercenan el futuro.

Ellos son los culpables que nos han enjaulado,

y mutilan los sueños que inspiran nuestros pasos. Ellos son asesinos de todo lo que es puro,

van forjando cadenas para glorificarse.

Ellos tienen el mando “soberanos del mundo”, y amenazan la especie de la humanidad fertil,

Ellos son los que infectan con veneno los ríos

y exalan aliento contagioso en el aire!

¡A ellos, que no escapen! ¡Atrápenlos a todos!

¡A ellos, que no escapen! ¡Atrápenlos a todos!

Ellos aman al dólar, adoran al lingote, le rezan al petróleo y besan los cañones.

Copulan con los tanques, se embriagan con derroche, disfrutando masacres bebiendo sangre de hombres.

Ellos nos han plagado de Vietnams e Hiroshimas, de Sabras y Chatilas, Guernicas y holocaustos.

Son de la misma clase vil de los genocidas de Yumare, Cantaura y también de El Amparo

Esos que el 27 de Febrero ordenaron: disparar los fusiles, al ver al pueblo alzado

hacer suya la calle harto de ser hambreado

y mostrar que el destino puede ser volteado.

¡A ellos, que no escapen! ¡Atrápenlos a todos!

¡A ellos, que no escapen! ¡Atrápenlos a todos!

Nos volcamos a la calle a buscar el pan negado y al clamar por la justicia caímos ametrallados,

pero a pesar de las muertes no hemos sido derrotados:

¡con Febrero 27 este pueblo ha despertado! (Bis)

¡A ellos, que no escapen! ¡Atrápenlos a todos!

¡A ellos, que no escapen! ¡Atrápenlos a todos!

35

Volvimos a la refriega un 11 de Abril aciago

y una vez más la metralla dio en el pecho esperanzado, pero el 13 salió el pueblo con aliento renovado

a recuperar la senda del ideal que soñamos.

¡A ellos, que no escapen! ¡No más impunidad!

¡A ellos, que no escapen! ¡Sin justicia, no hay paz!

36

LUIS ERNESTO GÓMEZ

Dies irae 27

27 de Febrero (1989) Tambores de sangre

Este es mi país”

Juan Calzadilla

I.

Cuando el pueblo hace ruido, piedras trae.

Cuando no es escuchado y se cansa, rompe su silencio, reclama telúrico

Los débiles sacuden como tempestad, muerden la historia que los desprecia la trituran

De vez en cuando, el río suena con su oleaje sinfónico de justicia con su coro de musas acuáticas que vuelan

Los condenados rompen su condena

En Febrero

No pudimos más con la desigualdad hubo final, muerte, desconcierto

Estampida del sálvense quien pueda

Trueno que rompió cadenas a su paso

Después de esta implacable rebelión

franca, expansiva, nada será igual, nadie será el que fue

Cada hora está bautizada un 27.  Los que sufren, los excluidos, los que se ponen los zapatos del país, dijeron basta,

estallaron desde las profundidades de la sed concibieron horizontes sobre las fugas del hambre

Febrero de manos fundadoras

Los condenados han roto su condena

II.

No ofendan al pueblo, no lo menosprecien

No crean que por llamarlo analfabeto, no puede leer la saña en los rostros

No crean que seguirán impunes explotándolo.

No supongan que por “inculto”, no declama sus pasiones, no canta ni baila al son de códigos sorprendentes

Ni que por silencioso, no alcanza a volverse incontenible, marino, selvático, indomable.

No presuman que por iletrado, no dispare el primer fuego directo al corazón

de los infames, ni que se olvide de levantar con tambores enormes su esperanza

No crean que por inocente, no puede castigar a los culpables

37

No imaginen que por volverlos humo, por desaparecerlos, va a ser detenida la avalancha

No infieran que no puede morder vidrio si se lo propone, caminar descalzo por el incendio si se empeña

No vaticinen que no es capaz de romper las estructuras

No estimen con encuestas de estafa o elecciones trampeadas, que no hay en él, un tropel con cascadas de gente incomprable, a quienes les importa un bledo los olores del dólar

No crean que no hay manos para hacer estallar en mil pedazos a los dueños del mundo.  Ni piensen que disparando contra el pueblo, no los cobrará una

bala perdida dentro de la dignidad, unos cuernos acelerados a llevarse por

delante a los traidores.  Nada se parece tanto a la ira de Dios como la furia del pueblo

No apuesten a que el duro golpe de los amos salvajes -en la otra mejilla de los esclavos-, no reventará directo en el blanco de su crueldad.

Solidaridad con solidaridad se paga, si no es así, el vuelto sólo puede ser:

fuego.

Todo se ha desmoronado bajo tambores de sangre. Ha sido derribado bajo la flor de un país nuevo.

No se confíen en la nobleza del pueblo que perdona.  Nada se parece tanto a la furia de Dios como la ira del pueblo.

Nada puede detener al pueblo velocidad desgarrando a las trasnacionales insensibles, criminales, genocidas, caníbales, devoradoras del hombre

No se confíen de los desdentados, no le den la espalda, no se atrevan mirarlos por encima del hombro.  Témanle al pueblo como le temen a Dios. Un 27 con su ira, serán juzgados.

38

JOSÉ GREGORIO GONZÁLEZ MÁRQUEZ

Al poeta  Crisanto Mederos

in memoriam

Al amparo de la noche los esbirros

solícitos perros de presa cercenan la vida a un poeta Los disparos

intentan sembrar

de miedo a la palabra

El poema se niega a morir

39

FRENZEL HERNÁNDEZ

ODA INSURGENTE AL 27 F

Melodías de consignas entonadas,

cuando decidieron de los cerros su bajada, con factura de hambre y recuerdos oxidados.

presentadas el día de cobro de los olvidados.

Memoria de rebeldes voces,

Contra el insolente mercado de los atroces, revivido poema de molotovs y piedras lanzadas. apasionadas flores por el poder marchitadas.

Cuando muy jóvenes éramos todavía, saqueadores por designación bravía, convertidos en expropiación solidaria, inocentes al hombro con poesía libertaria.

Corazones heridos que con desgarro gritan, las protestas estudiantiles resucitan,

caminos anarquistas que nos liberan del hierro, diran nunca más mientras bajamos del cerro.

¿Cuánto hace?, 21 años teníamos,

al monólogo del capital nos resistíamos,

celebración de cohetones y relaciones horizontales, diálogos de oprimidos convertidos en recitales.

Cabezas de niples e ideas incendiarias,

Explotaron en Guarenas, Los Teques y La Guaira, Palomas mensajeras de humo y candela,

cruzaron Caracas de lado a lado y prendieron la pradera.

Se encendió La Vega y el 23,

notas de pasión guerrillera otra vez, enamoraron a San Martín y La Pastora,

llamado del pueblo rebelde su hora.

Nos perseguiste desde Santa capilla hasta Los Ruíces, acorralados en Nuevo circo volviste,

en San Agustín y Catia nos disparates,

Y EN PARQUE CENTRAL DESARMADOS NOS MATASTES.

Pero, ¿Hace cuanto?, 21 años hice,

No más, nunca más, el pueblo lo dice, mientras baja del cerro a la ciudad sifrina,

donde la burguesía esconde sus hijas, sus aparadores y vitrinas.

Te ensañaste con furia en San Martin y El Valle,

en la avenida Urdaneta, Guarenas, lanzaste a la calle,

soldados y policías para la guerra desataste,

40

EN PETARE AL PUEBLO INDOMABLE NO CALLASTE.

Un febrero 89 nos rebelamos,

Escaramuzas de pueblo libertario saboreamos.

Hermosa canción de vidrios rotos y santamarías retorcidas, Metrópolis olorosa a esperanza revolucionaria encendida.

Un 27 de Febrero nos enfrentamos,

contra tu furia de guerra y odio no claudicamos, acompañada del tambor de miedo al toque de queda, convertimos el temor en lucha en la UD-4 y Ruiz Pineda.

Un 27 de Febrero nos ha golpeado en la mente, Porque te herimos con nuestra oda insurgente, generación del caracazo cortó tu cuello una y otra vez herida profunda de muerte, Maldito estado Burgués.

41

MORELLA JURADO

27 F: primeras imágenes

a Carmen Baudilia Pulido Romero

Beatas quemando colchones de putas de la Baralt Borrachos cargando carretillas repletas de ron Amantes aprovechando el caos para hacerse invisibles

Policías y otros rellenando sus uniformes de víveres y latas

Tres, por lo menos tres transeúntes recitando sus discursos encaramados sobre

capós pese a que nadie iba escuchándolos

Algunos fuimos periodistas con tan

solo un trozo de papel bond fijado del parabrisas de un volkswagen con la inscripción:

PRENSA

Bastó un boquete por la vereda de atrás de la bodega para que

por fin Ojo de Agua pudiera vengarse del portugués usurero, especulador y coño de madre

Fiesta del hambre

Fiesta de los igualados

No nos la calamos más… No nos la calamos más… No nos la calamos más… Otro orden

Por un instante se suspendieron en el aire todas las sospechas y los infiltrados quedaron sin importancia

UU… UCV… UU… UCV…

Por un instante

Al día siguiente todos los pajaritos cantaron

42

YEO CRUZ

EL PRESIDENTE Y SU BECERRO DE ORO

16 F/89

Por segunda vez es dueño de Miraflores

Desayuna Light, con hojuelas de maíz y leche descremada

Buffet de solomo y exquisiteces para libar habrá en la apoteósica Coronación

Rubrica el paquetazo económico ordenado por el FMI:

Aumento de costos en bienes y servicios…

Suspensión del subsidio en educación, transporte y salud

Se reclina en la silla y gira en su entorno

Mira el cuerpo refulgente del Becerro de Oro:

¡Oh, Tauro! ¡Eres Homotauro!

Figura y símbolo del capitalismo neoliberal

Bestia hermana del Águila imperial

Acaricia la estatuilla en el borde de sus iniciales: C.A.P. Solazado, cierra los párpados (felices de codicia)

Y de pronto el animal abandona la mansedumbre:

Brama, enhiesta los cuernos y eriza los belfos

(Signo inequívoco de muerte y terror que han de venir)

27 F/89

Escenas de miseria sacuden los confines de la república

En los predios de la embajada Yanki en Caracas, una detonación ciega la vida de un estudiante…

(La gota de sangre que derrama el vaso)

La muchedumbre enardecida en las calles saquea los Shop Center y automercados Violenta, pero desarmada, sin líderes eventuales ni organización previa

reclama justicia y los periódicos sólo titulan:

_ “Cuando bajaron los cerros”…

La voz de los acólitos anuncia al Presidente:

_ ¡Vienen los insurrectos! ¡La plebe se acerca al Palacio!

El sucesor de Jaime, el beodo

de ceño fruncido y puño crispado emplea la fuerza

Suspende las garantías constitucionales y ordena a las Fuerzas Armadas:

_ Si es preciso, repitan mi hazaña del Carupanazo y el Porteñazo

(Un eco de muerte se esparce por los cuatro costados de la patria)

43

28 F/89

La burguesía contabiliza su pérdida en enseres

(Los bancos quedan intactos)

El ejército hace inventario de municiones

(Defunción de soldados no se conoce) El pueblo recoge y sepulta sus muertos

(Los desaparecidos no tienen sepulcro)

Ante la paz del fusil persiste el descontento

(Media humanidad deplora la devastación del país) Días sucesivos hasta el 4 F/92

Continúa la democracia de terror y corrupción impuesta por el pacto de Punto Fijo

(El Becerro de Oro se alimenta de petróleo

y defeca dólares en el Arca de la Casa Blanca) El Bachaco Fundiyú sigue fiel al Pentágono…

Hasta que una gloriosa madrugada de febrero

un grupo militar bolivariano se erige en símbolo de redención

(Un Golpe para el nacimiento de la nueva república)

(Enero, 2010)

FEBRERO DE REBELION POR LA PATRIA LACERADA

Ninguna nube en la memoria

nubla el recuerdo de aquellos días de rebelión

Venezuela permanecía lacerada carcomida por un gobernante gusano

sumiso ante la rapiña del imperio Norteamericano

El Presidente y sus secuaces

impusieron perversas medidas económicas que calcinaron las flores de marzo

no hubo primavera en abril

y menguaron los frutos de mayo Asesinaron la esperanza de infantes ancianos, del pasado y el porvenir

Tejieron un manto para encubrir los muertos y escribir la historia de la impunidad

Ninguna nube en la memoria diluye la imagen oblicua

que brota en la pantalla del televisor plena en escenas de horror

Gente destroza vidrieras y Santamarías

Occisos y heridos en la calle se confunden

con las reses recién extraídas del refrigerador

44

Soldados golpean, disparan a mansalva y aniquilan la dignidad del bravo pueblo

Ninguna nube en la memoria difumina la gesta de aquellos días cuando en febrero 27 y 28 del 89

explotan los corazones de rabia contenida brota la furia de los oprimidos

y al fin se rebelan en masa

asqueados de tanta ignominia y corrupción

(Enero, 2010)

45

NORIS LAINO MUJICA

Mi  Pueblo con Valor

Hoy no es un canto al amor

Ni una oda a la alegría

Hoy es un grito de angustia Que surge del alma mía. Es el llanto congelado

Es la mueca de pavor

y unos rostros sin consuelo con las huellas del dolor.

Hoy mi pueblo se desangra

Lo mutilan y lo vejan Porque con valor demuestra Que está harto de miserias. Lo más triste de este hecho

Es que el pueblo contra el pueblo

Sin saberlo ha atentado

Con la furia incontrolable

Que estalló desde su pecho.

…Y la acumulaba por años

…Y le carcomía los huesos. Atizándose con el hambre

Desbordándose con los precios.

Hoy miro desde aquí dentro Como llegan heridos y muertos controlados por “Represión  Democrática” que ejerce nuestro gobierno

¡Por Dios! Que pienso y no comprendo

Lo que en mi país esta sucediendo

Un país dizque con libertad

Con derechos que no son tal Donde nos quitan las garantías De nuestro bien constitucional, Un país donde no hace mucho

Con gran derroche de los recursos El gobierno se acaba de implantar Haciendo parecer ante el mundo

Que como nuestro sistema no hay tal

Que por cada rincón pulula

La alegría y el bienestar.

46

Hoy mi pueblo ha demostrado Que no aguanta más miserias Que es muy cierto lo del himno Lo de “Gloria al bravo pueblo” Que comenzó nuevamente

Al Yugo lanzar

Y la medida de lo imposible (sea como sea) Con o sin la ley hará respetar

La virtud y el Honor

Como bien corresponde a un pueblo con valor.

47

KATIUSKA LORETO

Febrero 1989

A mis compatriotas que dejaron su vida como semilla para la Patria Nueva.

Para mi Madre y mi hermano Rafael.

pedirte Adonai

Hoy nada más quiero

La oscura devoción donde todo podrá seguir siendo posible”

Gonzalo Ramírez

La res a la espalda.

La columna ametrallada. El país res-quebrajado.

Todos los gritos Uno, toda la solidaridad Una.

El hermano, el amigo, el vecino respaldándose: En medio del fuego truecan carne por kerosén.

La respuesta a pecho abierto en la noche de plomo. La res-publica de espalda.

Mi madre que recién nos trajo se aferra a las paredes interrogando un porvenir incierto.

Las sirenas en La Quebradita nos llevan a un mar de muerte

y San Martín junta cadáveres en sus calles.

La foto pública: la res a la espalda hace horas tasajeada y repartida: res nullius, res de todos.

En el llano mi abuelo

ha dado muerte a una bestia. En estas calles la toman:

res extensa de mi pueblo que piensa, que duda,

que entiende, que concibe, que afirma, que niega, que quiere, que no quiere, que imagina también

y que siente.

48

Caracas nos recibe, fraguándonos en sus entrañas. Nada nos será inocente.

Todo está a punto de empezar en nuestras vidas mientras la muerte está a toque de queda.

28 de febrero de 2009

49

CARLO MAGLIONE

FUE EN FEBRERO

Fue en febrero

Cuando nació la esperanza

Cuando se volvió práctica la palabra Cuando despertó la acción que dormía Fue en febrero

Un febrero de ilusión

De no decir más que una palabra

Libertad.

Pueblo y palabra Abrir los ojos Mirar la vida Actuar.

Fue en febrero

Fue y será siempre

Ese febrero inolvidable.

50

RAMÓN MENDOZA

Insensibilidad

I

La insensibilidad bosteza somos esta piara humanamente encorbatada

consumiendo todos los supermercados de este mundo gastándonos todas las energías

mientras obesos

esperamos nuestro adornado palo cochinero

II

Somos este arreo de burros

cargados de sarcasmos e ignorancias luciéndolos como trofeo

esperando en la cola

para comprar nuestro carro del año que viene yo bostezo, tu bostezas, nosotros bostezamos,

Entre tanto la realidad es una pesadilla

que recorre al mundo diaria es la masacre

el pan nuestro de cada día brazos, piernas, vísceras

alimentan nuestra vanidad televisiva.

III

En los salones de arte y museos

nos regodeamos en luces y pulidos pisos

que sostienen la neutralidad del hijoeputismo ahí no suenan las bombas

y no salpica la sangre

Ni las epidemias, ni el hambre

ahí sólo hay un silencio de muerte cómplice

IV

Las bombas tienen firmas inocentes y caen sobre seres inocentes

el juego de lo macabro

ya no permite el taparse los ojos para esconderse.

V

Arrasar con todo es la consigna

que el miedo nos apañe la tragedia

que el hambre justifique cada incendio

que la ignorancia nos ciegue para siempre

cuando escupa para arriba ya no sabré del estallido que me desaparezca.

51

VI

Amamantaré cada retoño de odio en nombre de los abuelos

cocinaré toda rabia y la volcaré en tu contra hasta ahogarme.

VII

cuando ya no quede una partícula de afecto nos iremos tras cada maldición

pronunciada en este planeta seremos la guerra de la guerra

contra nosotros mismos

yo seré quien ordene mi fusilamiento como todo buen egoísta.

VIII

Tal vez un día

este mundo natural se recupere de este virus cobarde, hambriento e ignorante

que lo habita

o quizás un sueño afectivo

nos libre del cebado asesino que somos.

IX

Te convoco desde esta corriente sangre

con todo y hueso y palabra dolida de ancestros a caminar paralelo al capitalismo

a una huelga de soledad

a un siglo de ausencia a un no verlo mas

te convoco al encuentro de los juntos al abrazo de los que nacerán

de otra sangre y otro beso

a los desprendidos de dioses y amos

te convoco a la adoración de todos los afectos para que el odio no sea más nuestro alimento.

52

MAIRA MILLÁN

NOCHE DE TERROR (EL CARACAZO)

Noche de terror, balas de metralla, vidrios rompiéndose,

suena el motor de un Jeep, se hizo silencio

-Tirémonos al suelo- digo yo-

-Ja, ja, ja- si eres cobarde,

¿estás cagada?

-Está bien, búrlate,

pero si, estoy aterrada.

Lanzo una colchoneta al suelo, me acuesto.

trato de no pensar,

pero mi cuerpo convulsiona, no puedo dejar de temblar.

A lo lejos se oyen tiros, tanquetas ir y venir

cada cierto tiempo por la avenida, carros a toda velocidad, son las patrullas de la PM y la Disip:

¿Cuántos  murieron?, ¿Los que morirán?.

-No te asomes al balcón. Pasan corriendo los soldados, alguien se asomó,

el soldado apuntó:

-Se le puso la cara blanca como un papel. Digo yo- ¿que te pasa, estás cagada?-

-¡coño, me apuntó!,  ¡gracias a Dios

no disparó!.

-Sigue asomándote pendeja, no has leído la prensa, y

lo que comentan: del 23 de Enero,

el Valle, Petare; las tanquetas con las

redes recogiendo cadáveres en las avenidas;

y los muertos, unos encima de otros;

que la morgue de Bello Monte colapsó;

y el vecino de Ernesto, que cuando volteó

a ver, un tiro en la frente, certero, lo mató.

-Sigue asomándote pendeja…

02/03/2009

53

ISAAC MORALES FERNÁNDEZ

VEINTISIETE

Que explote

Que explote todo

Cerebros, vísceras, indignaciones

Ese crepitar de furias tiene razón

Bombea con garganta toma lo que te pertenece

y recorre el infértil pavimento

que no te dejaba soñar que no te dejaba seguir vierte tu orgullo de pueblo contra la ignominia

te han hecho una afrenta de años años de desesperanza

suicidios colectivos es hora de estallar

de ya basta con los oídos zumbantes de al diablo con el dinero

eso te pertenece, tómalo

te lo quitaron durante décadas te lo ocultaron, te lo negaron

ahora que lo tienes bien asido

con la energía de una bestia mítica afligida lleva a tu casa el premio

de la cacería

ellos querían supervivencia del más fuerte y eso exactamente obtuvieron

54

YONY OSORIO

AQUEL 27 MUTILADO DE ESPERANZA

Aquel 27 mutilado de esperanza

a dios tomó por asalto

tranquilos al sepulcro los partidos bajaron

“con su pan al hombro” el pueblo se alzó

recuerdos del dolor estallaron

la oferta  y la demanda  paraísos palpitando.

Aquel 27 mutilado de esperanza

ausente dios estaba

de hambre sembrados los medios

en vivo  despertaron de miedo

sus venas América  vio

abiertas en Venezuela

“¡Abajo cadenas” el soberano gritó!”.

Aquel 27 mutilado de esperanza

tu espada, Bolívar el empíreo encendió

heridas de muerte y desamor

las manos del pueblo aquel día empuñó

y por un instante la oligarquía rodó.

Aquel 27 mutilado de esperanza

del mismo Olimpo los cerros bajaron

con la justicia  en las manos

vellocino conquistado

aquel  día de febrero recobrado.

Aquel 27 mutilado de esperanza

otra vez Caracas el ejemplo dio

urnas espantadas

alarmadas del dolor

sangradas huellas del atardecer

escriben  memorias de ese 27 de ayer

fermento de los valientes

espejos de la historia hoy.

55

WILLIAM OSUNA

Carta de un joven portugués desde Caña Clara Street 27-2-89

Queridos hermanos renuncio al abasto flor de coimbra que como bien saben le puse ese nombre

en homenaje a nuestra apreciada madre

joão murió defendiendo latas de atún

rollos de papel tualé viejas chuletas de cerdo una multitud hambrienta lo colgó

en el garfio de una grúa

amarrado de una tira de longaniza josé

quedó empotrado en la despensa de los licores mordiendo un corcho envuelto en

papel aluminio

como un panetone de navidad

el faraón de caña clara street envió al día siguiente una corona de crisantemos agosthino mi único hijo que ahora tiene 19 años y

estudia en la universidad lo acusa del brete no entiendo las flores se fueron en el primer camión de basura y a eso él lo llamó orgullo

queridos tíos duermo en un hacha

de madrugada oigo cómo el hambre se sube a los techos del barrio y se mete en las casas a dormir

en las despensas vacías a veces se para en 3 patas

conversa en las plazas

o se arroja a las vías del metro

a toda hora nos toca la santamaría

queridos primos yo sueño que un buitre monta a su buitra en las mesas del congreso

tengo miedo por el peine que sostiene el pico no les digo lo que pienso

oh leche que botarán al lago de Maracaibo para mantener el nivel de las aguas

oh trigo que se pudrirá en este invierno y es más alto el precio del pan

caballito blanco de Simón Bolívar

como un gobierno que va a la esquina a falar sus sandeces y en pleno vuelo de palabras se da cuenta que no existe y que su único interlocutor es un gorila de felpa

56

que pide tragos en bares a la cuenta de su señor así va el mundo

p.d. querida madre joão y josé se llevaron mis dos corbatas negras

envíame una

los recuerda Felipe tu hijo.

(De San José Blues 1923 + Epopeya del Guaire y otros poemas, 2003)

Venezolanito que vienes al mundo, te guarde Dios

Venezolanito que vienes: amo esta tierra, pueblos, ciudades, sus héroes anónimos, Caracas, mi barrio, una casa blanca en el sur, el aroma de un granado, el olor a lápiz, la Estación Capitolio, la inmensa llanura – su luna febril me rebasa –.

Somos un pedazo de tierra amorosa que gira en la noche universal.  El viento mece tu cuna de papel.  Te amo como un documento idílico entre el hombre y la mujer

Vamos a iluminar la noche: tú siempre, yo tal vez.

País  mío,  lloro  tu  hombre  de  lata.  Necesito  reparar  el  techo  de  mi apartamento.         Una bomba de plutonio puede caer sobre mi cabeza.     En el Norte  la  gente está  disgustada  con  nosotros, los  búfalos pastan en la pradera.   Crece un ruido demencial, Edgar J. Hoover lee mis cartas dentro de su caja de  plomo; al teléfono está conversando con el espectro del senador  McCarthy,  ambos   vociferaban  que  les   debemos   un   dinero. Venezuela les debe un dinero, no sé.     No me sorprende. Todos estamos endeudados.  El Banco Central no quiere prestarme su oro.

Necesito comprar un escudo antinuclear.  Alguien quiere entrar a mi cuarto sin  el  permiso  de  rigor.     No  me  gustan  los  planes  macabros.   Las invasiones. Me preocupa el lago de Maracaibo.

Para  ellos  somos  la  manzana  podrida  en  el  cajón.    Afuera,  se  está quemando  más  de  un  cañaveral.    Hollywood  nos  busca  una  salida cinematográfica.  Lo que sigue en el libreto. Ojalá el teniente Rip Master, el sargento O’Hara y el Cabo Rusty no vengan por mí. Claro, no atino un pensamiento. Debo concentrarme.

No voy ni vengo de una estadística exitosa.  La TV es una máquina de moler sueños. Detesto su energía apocalíptica.     Incendien los laboratorios de la droga. En el noticiero están repartiendo las uvas de la ira. Sonó la alarma.

57

Venezolanito  que  vienes,  sigue  en  pie  el  coraje  de  tus  antepasados: Guaicaipuro, Tamanaco, el Negro Chirinos, el general Bolívar y Zamora andan sueltos.

Esto  va  a  ser  hermoso.    Se  están  enderezando  los  manubrios  en  las galaxias.  El que siempre ganaba, perderá.  Tú lo verás.

(De Traje de pelea, 2004)

58

HÉCTOR PADRÓN

Sobreviviente

Yo digo que soy un muchacho de barrio un sobreviviente

al hampa y al fondo monetario

a la calle y a las transnacionales

al ayuno forzado y a los zapatos de marca

En éste valle de verano impostergable quebrado por un río

que se parece a un viejo indigente apaleado de intemperie

maloliente de oscuridad vagando entre calles y basura

asfalto e infierno

Río que huele a herida abierta y a nuestra penumbra la que a diario echamos a navegar a su cauce

Ésta ciudad con árboles que son como niños enfermos

con ojos adormilados

calentura en la frente y dolor de huesos intoxicados de humo

esperando sanar para volver a jugar en las calles

Me alegra navegar las risas de viejos y niños para darme por enterado que la voz de la ciudad

es más que cornetas y gritos disparos y mentadas de madre

para saber que

en los horizontes de la sonrisa existe la ciudad anhelante

encendiendo nuestras manos

haciéndose una vocación para nuestro corazón

Las Desmemorias

La felicidad imperfecta

de tener memoria es mi elección

Con tres litros de aire digno en los pulmones

al saber de espadas y cruces chimeneas y patrones

deudas y fondos monetarios

bases militares y arlequines de oscura piel

59

OBITUAL PÉREZ

Himno para un Pueblo Arrecho

Coro

Gloria al pueblo arrecho que la vitrina rompió,

la ley ignorando,

con hambre y furor.

I

¡Abajo corruptos! Gritaba el Pueblo;

y el pobre del rancho libertad ejerció.

Todos los “poderosos”

temblaron de pavor ante aquel barrio

que se enfureció.

II

Gritemos con rabia:

¡Muera la inflación! Compatriotas todos, a la calle o al cajón; y desde el cerro

una suprema legión, con infernal aliento al sistema enfrentó

III

Unida con lazos

de miseria y dolor, la América toda,

existe en nación;

y si los corruptos complotan otra vez, iremos contra ellos aunque digan ser la ley

Letra: Obitual Pérez

sica: Lino Gallardo

60

LENIN ANTONIO PEREZ RANGEL

27 F DOS

Al poeta Antonio Pérez Carmona, mi padre

La metralla paró en seco uno, dos, cien,

mil locos corazones enamorados de una posibilidad… Y las piernas de res, y los bultos de harina, y el ron, y la leche pulverizada, y las caraotas y el arroz,

y ese efímero botín para la fiesta del hambre apaciguada,

fue a dar a los caños del pavor, de la muerte ordenada hasta la última muerte.

Después: estupor, asombro, tremulación del espíritu:

la flor blanca de Martí ensangrentada, los reclamos de Bolívar pisoteados,

la ronda junto al mar de Paul Fork exterminada, el rojo corazón de Hikmet apuñalado,

mientras Whitman pedía permiso para llorar y vomitar.

Y entre las mil escenas del oprobio,

un viejo camión se lleva unas historias:

desde su plataforma una escalera de ataúdes se eleva infinita, pero Carlos Andrés Pérez e Italo del Valle Alliegro

rinden cuentas,

61

no ante Satán,

sino acerca de las bondades de la masacre, mientras los amos de la prensa y sus lacayos

admiten la mea culpa por haber trasmitido el estallido.

Ahora se da paso a los sermones,

y las estrellas de la televisión son curas, diputados,

voceros y más voceros de la deshonrosa cabronería del no debió ser, del hay trabajar unidos por este gran país.

Eladio Lares sonríe y complementa: “Como debe ser”.

No obstante, los fantasmas tristes, heridos y llorosos, de madres, de hijos, de hermanos, de primos,

de amigos, de antepasados, de millares de venezolanas y venezolanos

(mientras quizás se desprenden de sus cuerpos en las fosas comunes y flotan a cielos de la justicia  y del amor y de la saciedad)

afirman, con su ímpetu de siglos:

“Pero juramos por el futuro que así no será más”…

San José de Costa Rica, 20 de enero de 2010

62

JUAN PIZANI

Calle perro

Me trajeron

hasta sea justo un perrito grande, entonces ellos…

Me entrené para ser un perro de ataque.

Después de mi carrera

como perro de ataque que dijeron

no cupe nuevamente dentro del paquete más, y desearon hacerme poner para dormir,

así que funcioné lejos

e hice un perro perdido, buscando un folleto bueno,

pero contando con un retroceso…

Intenté conseguir un trabajo, mientras que un perro del protector, después de que algunos días

que no incluso dejaran a dueño adentro.

El ser un perro perdido

no es ninguna comida campestre, sino que el ser viejo y perdido

es un sino amargo para cualquier perro,

especialmente,

puesto que no soy un perro en todos.

63

GONZALO RAMIREZ

I

Alguien tenía que quedarse a redactar los epitafios Alguien tenía la necesidad de traducir el mundo en llanto Alguien tenía que decir: Rosa fue su nombre

y recordar el denso y amable destello de su mirada

Alguien tenía que poder refugiarse en lo más profundo de su alma

Y a través de la despiadada evidencia del dolor saber dialogar con la belleza

Alguien tenía que guardar el eco doliente y mudo de una plegaria

Alguien tenía que sostener el incierto anhelo humano de un alba aún por venir en lo oscuro

como una pura e imprevisible ofrenda.

Alguien tenía que escribir un lamento en el muro más anónimo de la ciudad

Alguien tenía que poder a una hora imprecisa seguir tuteándose amorosamente con los muertos

(para Rosa Luxemburgo y Leo Jaguiches, in memoriam)

(para Rubén Ackerman, mi rabí, en vida)

II

Oigo una larga cadencia que se traduce en un gemido corto es la herida indecible de febrero

este temblor doliente en las manos

esta memoria cuya única cifra es el llanto un silencio ritual vuelto ofrenda

una desolada acumulación de imágenes

una incomunicable ausencia de esperanza

aquella calle donde descubrí la anonadante nada del pensamiento tan distante la belleza y tan necesaria

tan apremiante la plegaria y tan extraña

Dios mío ¿dónde estás?

cómo despojarnos de palabras falsas

hay tantos rostros desconocidos donde me reconozco

como si la muerte más anónima pudiera desembocar en mi garganta este sentir la voz tan huérfana pero tan habitada de resonancias

aquel niño que me reveló como por primera vez

que un cadáver podía estar lleno de mundo.

VI

Los muertos andan bajo tierra a caballo

Los muertos andan bajo el asfalto sin apenas un vestigio de su paso

Hay esta punzante necesidad de hacer silencio

64

El miedo se hace nuestra cotidiana insoportable  compañía

Estoy vivo en medio de una ciudad donde la muerte establece su dominio

Estoy vivo en medio de una ciudad donde reina la indiferencia

Señor concédeme un motivo para la alabanza

Señor te pido el honor de la pobreza.

La voz del salmista para contrarrestar la asfixia y el ahogo

La mirada de Miguel para hacer del desprecio una intacta certidumbre

La interrogante de Artaud para que la pureza nos sea accesible

La voz de Juan para decir sin rubor ora pro nobis

La capacidad de Carlos para efectivizar el mundo La ternura de Alberto para fortalecer la memoria El deseo de sufrir solamente César Vallejo

La vida inexpresable la única que merece la pena

(para Miguel Márquez)

VII

Por culpa de alguien está muriendo esta ciudad

Despierto en lo precario de su alma

Duermo en la sagrada desnudez de sus muertos

Al ritmo de una música griega doy con la dificultad de lo informe

El vértigo de una respiración la fragilidad de un rostro

Oscuridad vulnerable donde se halla el aliento del diálogo Me reconozco en la cautividad de tantos corazones Corazón cautivo el de esta ciudad.

Donde el milagro de la belleza no dice nada a nadie

A ese nadie Odiseo que al fin somos

Opacos se tornan los sentidos

El afecto es lo único que no vacila

El amigo la amiga donde la bondad crea

La inmensa pradera del sueño

Lejaim por la vida fiel a su transparencia amenazada

Corazón será morada el de esta ciudad

(para Carlos Brito) Oscura devoción (Fragmento) Caracas, Domingo de

Ramos de 1996 (…)

Sé de la soledad compartida

Me busco contigo

En la ciudad cada vez más desierta

Rememorando La crítica sonoridad de aquel río

Rezo Ráfaga de ametralladora 27 de febrero

La aurora violenta de los humillados

La noche la niebla Caracas siniestramente nos revelaba

El significado de Auschwitz (¿Mereceremos la redención algún día?)

65

La voz oracular de una negra me inviste

Su voz oscura mendigando el infinito

Su voz flor demasiado pródiga para los indiferentes.

Me señaló una ruta (¿Podré ser digno de ella?) Domingo de Ramos

Bajo la santa algarabía de los niños

Jesús de Judea llegaba a Jerusalén

Dispuesto a enfrentarse al poder sin rostro de otro imperio

Adonai ¿serás el que serás?

La fe nos hace pertenecer a un exilio sin nombre

La ciudad nos ajusticia cada día (…) Hoy nada más quiero pedirte Adonai

La oscura devoción donde todo podrá seguir siendo posible

(para Eduardo Mitre, agradecido)

(De Ciudad sitiada)

66

ALEJANDRINA REYES

6 Días y un final

Masacre y miseria son cosas comunes y más calles envueltas en llamas y pare usted de contar iban a dar las seis apuremos pues el paso

ya viene el toque de queda y quizás yo ya me atraso

me atraso por ayudar

a un hombre que deambula en un rincón fugaz

me atraso por ir a llevar a un niño asfixiado

al lejano hospital

y me atraso

por despotricar en una esquina del orden judicial

me persiguen me persiguen nos persiguen

ya no sé dónde ocultarme

ya no sé cómo despistarme de una estación

salvación

camino despacito casi sin respirar y cruzo la calle no tendré final

me dispongo a cruzar pero suena mi espalda

un disparo doloroso

y mi cuerpo al suelo va a parar

Me persiguen me persiguen nos persiguen

siempre nos perseguirán a pesar de tantas balas nunca  nos podrán matar

67

me persiguen nos persiguen me persiguen

siempre nos perseguirán a pesar de tantas balas

nunca  nos podrán matar

lucha inmortal infernal

entre el bien y el mal

68

ENDER RODRÍGUEZ

8 9  METANO

Floresta jodida fosa patria tibia carmín peroné hambre

Hay dios pistola pela

no sangra calla

miles huesitos

en lodo

Y no han cumplido malpa

No lo han hecho

Ojos muertos dedos

Petare carmín

My brother la mugre

sigue

Umbral bala

dulces putas flower

Capitolio

Mala hora cero dos mes

Q. E. P.

no descansa no

calla

69

RAFAEL ROSSELL

Bajamos cual torrente incontenible

Bajamos cual torrente incontenible

Sobre nuestro dolor fuimos forjando la victoria

Somos los guerreros de Tupac Amaru

Tupac Katari redivivo

Somos combatientes zamoranos Nuestros pechos se cubrieron de sangre Nuestro sacrificio fue amasando la victoria Somos el pueblo combatiente

Pueblo canto, pueblo alegría Pueblo victoria, sangre de tierra Pueblo insurgente

Tu dolor se convirtió en victoria

y el amanecer llegó una madrugada de Febrero Somos el pueblo que acompañó a Bolívar Somos el dolor y la alegría

Pueblo Pueblo

Nuestra sangre despertó la conciencia

Nuestra sangre amasó la victoria

sobre nuestro dolor fuimos forjando la victoria

Hoy somos un pueblo en movimiento somos un pueblo en alegría

atrás quedó el dolor

atrás quedó el dolor

70

TAREK WILLIAM SAAB

QUIÉN DISPARÓ CONTRA EL NIDO DEL PÁJARO

1

Venidos en diligencias sostenidas por animales pasan los soldados

Cargan en el brazo derecho un puñado

de sangre

bañada con sables

(((Regresamos cabizbajos desde una tanqueta

de acero

meditan General:

ellos

“Quiero decir, con toda claridad y sin

falsas modestias, que creo haber cumplido adecuadamente mi deber”)))

2

(A su salud vuestra merced

hoy las calles saludan con pañuelos a media asta tiempo de tregua

las niñas tapiadas en sus cuartos no podrán ir al colegio

desde hace dos días confundo celebración

con tiniebla)

3

-Avanzar

hacia lo alto de la Horqueta desperdigados en números de cien:

(((no puede

mi general

ayer vi caer una familia en pleno

una cuadra completa se derruía a mis pies boquearon los farallones a la hora del gallo quién consagró el espanto

el espectro del colono

quien a esta guardia lo aventó del sepulcro)))

4

EL TIRANO AGUIRRE

hubiese querido rendir sus fuegos esta madrugada

de febrero

71

seguro su sentir

tendría el olor de la pobrecía que niebla el día

Su figura acaso también acusa la misión del mayoral

el mismo que hoy golpea su pecho ante la poca saña:

“Mi mayor satisfacción habría sido

llevar a cabo la misión sin costo alguno

Puedo afirmar con el mayor respeto por mi pueblo

que la cifra exacta de personas muertas durante esos eventos es de

277”

5

Muñecos de anime o de nieve

caídos como barajas en el cinzano sólo

277

así, parecido a sacar mariposas del fondo de una red y

hacerlas estallar en el aire

Alcemos otra calavera de vino contra la pared

brindemos por tan baja monta los fantasmas no hablan

tampoco quien cuenta los huesos al otro lado del río

6

Yo era una muchedumbre que abanicaba el cólera bajando

con un palo demarqué mi destino

ahora hablo al borde del arcano amurallado en el centro de una fosa Yo era un humo que jamás afloró

sino en la tierra del cannabis y el hambre nuestra memoria afloró un pacto con el eterno

quise ser papagayo, cometa o volantín

por un momento me dejaron ser fui abrevadero de caballos

y potreros blancos

y en medio de mi frente brillaba tembloroso el tricolor nacional”

7

72

Qué haré ahora después de tanto estar detenido

en medio de mí mismo

Cuál puerta abrirán al sueño

si el resto heredado por siempre es un hacha

amolada

con las manos de Dios

(Caracas, 27 de febrero de 1990)

73

NORYS SAAVEDRA

Febrero Balas Balidos

Balas Balidos Tiros de gracia  La muerte de la mano de soldaditos agarrada de  niños Balas de febrero Un Rey del trópico es coronado Cien buitres tienen alas con nombres de hambres Se conoce el aullido de hienas Se  reza un                padre  nuestro            Siglos acallados en las voces Hombres que han sido esclavos Vienen bajando             los cerros Las calles en acantilados Una sangre tan blanca del verdugo Dispara un soldado dispara el gatillo otros diez le siguen como los bosques incendiados como los delfines degollados Un trago de      alivio   para   el   rey   tuerto   Muchos  corazones  destilan  ánimas  Un cementerio en medio del caribe Los ojos volteados blancos morados Huesos reventados enterrados sin nombre Viene el toque y la queda La bala en el tuétano Tres días con nombre de febrero Cercas de alambres Barricadas en el  cielo  Hay la  mudez de los ángeles caídos Balidos como el rebaño emboscado en luna llena por los vampiros

74

SYLVIA PAOLA SABOGAL

Desaparecidos

A los desaparecidos forzados en general y a los de El Caracazo en particular

Nadie sabe a dónde fueron ni cuándo el horror

los arrancó de nuestras manos

simplemente dejaron de estar sin que nadie supiera por qué ya no podemos verlos abrazarlos, celebrarlos

No sabemos qué caminos recorrieron qué noche los cobija

qué silencio los persigue

No sabemos, al igual que ellos,

en qué momento la crueldad se instaló entre nosotros en qué instante el mundo se decidió por la tristeza

en qué segundo se nos marchitó la esperanza

De vez en cuando la nostalgia los acerca y un leve aroma de ayeres inunda el aire

y entonces podemos tocar sus recuerdos sin atrevernos a preguntarles todavía quién nos robó la sonrisa

qué mano disparó el odio cuándo se condenó la alegría

Sólo Dios sabe cómo sufre el dolor cuando jura justicia sobre la ausencia

Sólo Dios sabe quiénes se los llevaron

Sólo Dios sabe quién mató la primavera

Un día volverán de la venganza

a explicarnos por qué el amor se paga con sangre cuál es el precio de una vida

a dónde va uno cuando desaparece

75

LIMBER ANTONIO SALAZAR

27 de febrero de 1.989 (*)

¡Once mil trescientos cincuenta días de desaliento acumulado!

“…Sabrá Dios qué angustia la acompañó…” Alfonsina y El Mar

“No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista”

Del refranero popular

Aquella madrugada millones sonreímos de alegría. En la “Vaca Sagrada” se esfumó el oprobio

Y regresaron los ángeles del cambio.

Todo era un canto de amor y de esperanzas. Las calles repletas de entusiasmo.

Muchos corrieron a descerrajar las cárceles y rescatar sus queridos moribundos.

Unos pocos, conscientes del detalle, fueron a Miraflores a preservar las claves,

códigos infalibles del poder y su trasfondo. Tambaleantes.

Lentamente y de manera imperceptible se fue disipando la emoción y la confianza.

La magia del poder se fue borrando. Regresó la tristeza. El desamparo.

Y de nuevo las cárceles. Los muertos.

¡Y la danza oficial, a carcajadas!

¡Los ángeles del cambio, así no más, se nos habían cambiado! Y nosotros creyendo y esperando.

¡Once mil trescientos cincuenta días de desaliento acumulado! Imposible medir lo que presiona todo eso

Adentro. Afuera. Dondequiera. Todo lo contamina, hasta el aliento. Que ni la

Madre Tierra los aguanta.

Un día más siquiera, no era posible resistir pasivos. Resignados.

Menos aun, vacía la despensa, al escuchar la amenaza de mayor austeridad anunciada por el rey de turno, delirante en su fiesta.

Temprano en la mañana, esa mañana, al mirarnos a los ojos, cada quién en su mundo, comprendimos que el mundo nuestro era uno sólo y por demás infausto, de proseguir tranquilos cada uno.

Como un flechazo en el alma se desató la rabia contenida. Era una multitud hambrienta de justicia y de pan.

76

La explosión abrazó a los desposeídos y los condujo al ruedo, como un deslave.

¿La batalla final o del comienzo?

Daba igual todo. Nadie pensó. La muerte. La vida. La vindicta. De aquel flechazo en adelante daba igual.

En medio del desastre, risa y llanto.

¡El pánico!

Nunca lo habían sentido como entonces. Allá vienen bajando. Aquí vienen subiendo. Deténganlos a tiempo y si es posible ¡mátenlos!

La orden fue concreta.

Fueron cayendo en gajos apretados. Incrédulos sus ojos, sudorosos sus cuerpos. Y así los arrumaban cual desechos, pero la sangre duele, duele, quema.

“Arriba parias de la tierra” que “bienaventurados los pobres…” cuando La

Patria es nuestra.

Epílogo y preludio. Alfa y omega. La vida fluye viva, aunque a ratos serena. En este devenir amigo, hermano, con los ojos del alma y la conciencia,

dame un abrazo. Y no lo olvides. Nuestra lucha es eterna.

(Finca Santo Domingo, El Socorro, Edo. Guárico).

(*) Del 23 de enero de 1.958 al 27 de febrero de 1.989 transcurrieron

11.350 días

77

JOSÉ JAVIER SÁNCHEZ

Un llanto por el Caracazo

a la memoria de las víctimas de “El Sacudón” A Ricardo Guerrero y Nelson García, eternos camaradas

Una lluvia de balas azota a la ciudad

miles de frustraciones acompañan su espíritu

La gente quiere morirse celebrar a cambio de una bala

Toma para sí colchones, escaparates, franelillas y embutidos que el día de mañana serán devastados por la ignominia.

¿Dónde estuvo la Vanguardia y los revolucionarios? Un lumpem tomó el mando

y en la ciudad algunos comunistas mueren abaleados y más de cinco mil caraqueños

son depositados como escombros en el silencio de La Peste

Hace apenas veinticinco días coronaron a una reina de belleza masculino

Hubo barbacoa, mayor de edad y perlas negras solamente dejó de venir Juan Pablio II por tener nombre de brandy en festín de hipertensos

En Petare un estudiante de educación media ha sido acribillado

Llevaba una bandera roja en su mano izquierda y en su otra mano

78

un 38 smith and wesson

que hace mas de una vida, un aliento, un sueño, se ha quedado sin balas

espera a que los cerros sigan cantando para que las víctimas

no se conviertan en ornamentos de la masacre

79

ALEJANDRA SEGOVIA

El Caracazo o el 27 de febrero : La olla de presión explotó

El paquete de Carlos Andrés abofeteaba la dignidad mientras su coronación apoteósica derrochaba glamour

y el pueblo afuera estirando los reales para el pasaje y el mercado y el pueblo tantas veces callado , resignado

despertó y tomó en sus manos los alimentos negados por estar acaparados

La represión no tardo en aparecer para frenar a las hordas de los barrios que buscaban satisfacer y tomaron por asalto lo que había sido prometido durante tantos años y que no podían obtener con sus salarios de hambre.

Persecución disparo y sangre

llevan grabados ese numero 27 de febrero

Tiroteos a viviendas  mientras se celebraba una piñata  o se cantaba un cumpleaños y la vela no se pudo apagar sino la vida del cumpleañero por un tiro equivocado

En el Cementerio

luego los cadáveres irreconocibles la peste  las vigilias

la solidaridad y la reunión para protestar por tanta impunidad

Vigilias en guardias con los familiares muertos y desaparecidos sigue la peste

recordando lo que puede pasar si no abrazamos la ética como forma de vida y nos bajamos de las camionetotas y dejamos de tomar 18 años ,

adelgazando para ser mejores luchadores dando nuestra mano al que mas lo necesita …

27 disparos sonaran en tu conciencia político corrupto cuando vuelvas a firmar un negocio que desangre a tu país y permita que haya mas delincuencia para matar a uno de tus hijos o robarte la camionetota…

27 disparos a la impunidad debe ser la consigna de este Bicentenario por el poder popular y la limpieza de la cuna de Bolívar .

80

MARCELO SEGUEL

LOS LABERINTOS DEL OLVIDO

(Fragmento)

A los muertos y desaparecidos del 27 y 28 de febrero de 1989. A sus padres y familiares que aún los buscan.  A los cielos y playas de Venezuela.

Estrellas (Proyecto: los círculos infinitos del amor)

Mederos, Crisanto          37 años                Pintor                    Encontrado sin vida.

Ramos, Yurima Milagros  20 años                Estudiante  Encontrada sin vida.

Reyes Gómez, Sabas                46 años                Chofer

Desaparecido.

Bolívar, Boris Eduardo              22 años                Comerciante

Desaparecido.

Freites, Julio Cesar         17 años                Chofer

Desaparecido.

Blanco, Jesús Calixto               54 años                Mensajero

Desaparecido.

Aguilera, MIguel             23 años                Comerciante Encontrado sin vida.

Castellanos, Armando Antonio  29 años                Obrero

Encontrado sin vida.

Laberintos. (Filatelia de los cielos)

Amanece frente al mar entre música de pájaros y pianos muertos.  La perdición,  dice.  Círculos  infinitos  desmantelados  por  las  pesadillas  del viento, y quemaduras de pájaros fulminados por la velocidad de las rosas en  parques  silenciosos.         Desiertos  venezolanos.                      Colmenas  &  lluvias. Círculos de la soledad. Círculos del avión negro.    Círculos de la pobreza. Círculos de aire inmóvil.  Círculos de palmeras de un salvajismo espléndido. Vírgenes en verano de pájaros secos.                Peinados olvidados.              Soldaditos de plomo.      Naufragios & esperma.     Vibración de flores y nubes. Marineros, plegarias & lágrimas son las ciudades desapareciendo, y subiendo.

Desde el abismo te llamo (Los desaparecidos del 89)

De ángel o demonio son los pecadores cielos del adiós. Dice; como una mancha, las queridas flores de la Peste y lágrima final.  Los nomeolvides y la cal borró a los N.I. como pescados violentos dentro de un calidoscopio. Ha muerto el Ávila y entre fotografías de parques abandonados  y miradas perdidas vino la  lluvia y viento a borrar el valle.        Te logré ver en la penumbra antes de irte.  ¿Dónde estás?

81

El ángel es una gota de espanto (Proyecto: Grafía de las mariposas)

– Queridos desiertos de Caracas. El ángel no me llamó y estoy vestida para matar

– La bendición que nunca me dieron corrompe el atardecer

– En las tardes sin límites, donde el límite soy yo mismo detrás de las palmeras del miedo

– También, soy el olvido: El lenguaje inarticulado de las gaviotas sobre la

playa que nos devora en silencio

– ¡Es cosa de muertos!, digo, mientras me preparo para el último acto de seducción

– Mientras las olvidadas trinitarias reflejan la velocidad de los motorizados

en las autopistas de la perdición, los criminales juegan a rebelarse y se pierden a si mismos detrás de los cinematógrafos, en donde fluctúan las pesadillas del olvido

– ¿Ves? ¡Yo también soy una mancha Cristo!, Digo, mientras grabo un carnero en mi piel como registro de los crímenes cometidos a la orilla del

mar

– Música de hormigas y maniquíes en las viejas canciones. Un día estuvimos todos juntos, como aquel verano infinito en el río. Esa manera de nadar y

los árboles que nos dan sombra durante las largas tardes de la niñez

– Mirando el cielo, la noche me revela la muerte

– Con unos audífonos pegados a los oídos oigo sonidos que tienen un ruido constante (pip pip pip pip pip pip…)

– Una colección de abejas muertas clavadas a la pared, y mi rostro está quemado por los vientos de Dios

– El vuelo de una mariposa es parte de la luz que se va entre las plegarias del vértigo de las flores

– Los desaparecidos del 89, y todo se reduce a la imagen de una casa cerrada como hecho que documenta el crimen no consciente

– ¿Quién soy yo, Cristo? Mientras mojo entera, cueros y electricidad

82

DIEGO SEQUERA

Cenotafio 27

(Oda antitriunfal o anábasis de clase media)

Árbol que no se extiende en acanalados verdes sino cerrado como la única voz de los comienzos.

José Lezama Lima

Ay pasado tan fundamental tan como sin duda disolvente! Territorio del olvido que tanto

se invade como se ocupa en el lustroso acto de la historia plagada de pasado e interior!

El Árbol tan árbol reárbol aquel árbol extenso radiante y profundamente ceñido expándese sin oriente determinado

Árbol contundente como su silencio

Recuerda que así con vencedores la historia no existe

Árbol indiscutible árbol que te caes

Árbol que te tumba el tan uniforme corbatín histórico! Pónese el flux su ardor misóneo y forzado a tiros

Tras amuralladas inflaciones a cumplir un olvido estúpido e inútil

que se quiebra!

El miedo adeco y policial

El turbado árbol televisivo esquemático y que te quiere de nuevo esquema! Árboles

Nuestro arrebol historia

Dice Roger

que somos bosques bosque nuestro relato

bosque encendido nuestro 27

cada vez más viejo!

Árbol que ha caído y que contra el suelo sus ramas de golpe sin dudar

singular despliega.

Árbol caraqueño hoy mismo indiscutible

Árbol de Menca de Leoni su nombre su Guatire

83

Árbol Gasolina tus cimientos

Árbol tu ruptura tu segado tu traición.

Árbol que ha caído y que acuesta sus ramas sobre’l fondo que madura su madero:

su mesa indiscutible.

Árbol que al caer proyecta su semilla

Árbol que nunca se derriba Árbol nuestro

Árbol que exhuma amputando las podres raíces de su cauto cercenido nado Su oficial

Su poderoso corbatín puntofijado

indolente (indulgente) autorrelato

y con ella (transparente) infierno de su índice evocatorio estilizado! Su democrática cuaresma contra

tan árbol nuestro

nuestro árbol.

Árbol cae que proyecta la semilla que fecunda la brecha aislada tapa silencio de su historia Árbol y su mejor futuro indiscutible.

Asi la peor blancura

el blando del querer más gente en su memoria

Así su flatulento histórico verdor

El terror cromático al que fijo se mantuvo así su sordera que callado la recrea

Así José Sánchez o ubérrimo Rafael

y Dios, Juana Domínguez Carla Pérez dolorida (Sequera habla del 27 y la pasó jugando Lego feliz, sin clases. En vacaciones accidentales)

Gladys Emilia Coche

Muerta y panorámica ante la historia

Jesús Camilo busca a los camaradas que antes del 27 perecieron

Los pacos y el ejército no paran en su oscuro y circunstancial vestido

razón de ser del ordenado. Se blindan con el viaje indolente de reventar al desconocido

los de Apure en Caracas los de Caracas en Apure

Ay! ¡casas revioladas más allá de la clabazón y la pobreza! Ay casas revioladas por la guardia en Barquisimeto, Maracaibo, Acarigua

San Fernando!

Jesús Camilo no consigue al camarada

(Sequera el 27 juega lego por vacaciones)

Juan Solís María la quiosquera

Cadavérico aquel presente que mataron

84

Que mataron los pacos la guardia los milicos corbatines a Juan Rafael trasluz y a Antonieta tantos golpes Sanz

a Rosalía a Jessica Martínez el saqueo (Diego jugando lego el jueves

que se acuerda)

Elena María y la inhumana falta

Elena María y cartón de huevos

Elena hambre María y los tiros que la tumban en el saqueo

Elena María y al frío suelo.

Clarabel fisonomía cuantas caídas Clarabel con cara de marido al tiro El suelo.

Cuerpo que cae (árbol que cae siempre suena incluso sin su bosque)

Los balazos Clarabel María

Los uniformes

El ruido

Pende la campana y sus sacrosantas motos legitimadas

Su económico paquete

Sus azulejas formas sus contornos metropolitanos

(Sequera jugando lego) Haroldo cuando mucho y veintisiete

Juanita indiferente

(Histérico señor Bombín lirín lirón

sos un matón estético Bombín

Lirín lirón su corbatín

Histérica matrona

Su blin blan y su bombona

Blenorrágica bombina

Mala cama mal salomona la muy cabrona)

Pasado que esclarece el lugar del uniforme

Promiscua cicatriz y su emergente queloide indudable adolorida

Marta Cepeda

Yanin vidente

Gandul Cepeda, Ernesto Condena, Andrés caminos

Joven

y hermanado

Recuerde que estos pasos son por algo

Recuerde que a todos nos concierne

85

Y recuerde a esos impecables hijos de putas

Todavía ahí limpiecitos entre nosotros

con planes bien definidos con caras de Morales Bello

con las caras de sus señoras

Matria!

Matria! Así te invoco

Con todo lo deliberado de tocar más que la superficie de tu nombre

Matria!

Matria que reúnes

y así el suelo sale de la boca como el árbol de Gómez Jatin

Cimbreada Matria y hablo de un país que cabe

cimbreado que nuestros muertos nos enseñan

Aquellos muertos que fueron nuestros

Si tienes la ciudad sitiada

¿qué nombre le pones a éste retazo de la colcha histórica?

Cuando no somos más que nietos?

Y que Carlos Andrés politicastros del 89!

Hijos de no las putas sino algo verdaderamente bajo

como sus casas limpias o bibliotecas con sus formaciones inocentes

¿Qué nombre tienen ahora nuestros muertos en La Peste que de ustedes, perfumados hasta el asco

mácula insignificante del basural de la historia

accionistas del filo y la panza sorda y vacía

de la gusanera infantil pantaneros de corbata siempre recordados

hediondos a mierda y obsolescentes perfumados de terrofagia y cuajo neoliberal

qué harán con la sustancia de esos muertos

que son los suyos

86

CÉSAR SOLORZÁNO

¡QUE VUELEN LOS CAMINOS Y LAS CALLES!

¡Qué vuelen los caminos

Y las calles!.

¡Qué vuelen las angustias

Y los llantos se vayan pal carajo

Que los asesinos quieren quitarte

La Patria,

Los llantos, los versos, las alegrías.

¡Qué vuelen en mil pedazos

Los responsables de las miserias!

¡Qué salten las sotanas sobre los bancos

Y dejen desnudos a los filibusteros! Que dancen los pueblos

En las calles con las “líneas blancas” sobre los hombros, Las carnes del ganado, la leche de las vacas,

Las gallinas y sus huevos.

¡Qué se vayan pal cipote los roba sueños,

Y que nunca puedan volver sobre nuestros pescuezos!

¡Qué vuelen los caminos

Y las calles, para que despertemos! Corramos juntos por las veredas:

Niños, jóvenes, de cualquier edad que sea, Anunciando que los cantores

Descubrieron las verdaderas letras: Palabras y frases

Que abrirán los mares, las flores y la conciencia, El amor y nuestros verdaderos besos.

¡Qué vuelen los caminos

Con metrallas de maíz!

Y nos llevemos a nuestros hogares

Lo que pariste, los trabajos y lo trabajado, Que lo hagamos de todos, para que todos

Tengamos el pan que siempre nos han quitado.

Bailemos la danza del cemento, del asfalto

Y llevemos el orgullo de haber parido lo que somos

Y lo que seremos.

Enero 2010 y de siempre. Por el 27 F.

87

EL TANO

Padre nuestro bolivariano

Padre nuestro que estás en los cielos y en el Planeta Tierra,

venga a nos tu reino

y el reino de los pájaros, los peces, los animales y las matas;

pero también el reino de la democracia y el reino de la inclusión.

Hágase tu voluntad

así en la tierra como en el cielo

Pero también hágase nuestra soberana voluntad de pueblo, tu pueblo, señor.

El pan nuestro de cada día dánoslo hoy, señor,

así como también el conocimiento la cultura, la tecnología

y la mayor suma de felicidad posible…

Perdona nuestras ofensas

así como nosotros

perdonaremos a nuestros ofensores, pero sólo después de que tú,

o nosotros, hayamos impartido justicia.

No nos dejes caer en la tentación

del dólar que corrompe

o de la burrocracia que carcome

y, por si acaso una locura del imperio o una traición interna,

protege a la República Bolivariana

de Venezuela y bendice la unidad indoamericana:

Señor, ¡Líbranos de todo mal…! Amén.

88

IRIS TOCUYO

Del 27 a la Revolución

La ráfaga arrancaba de raíz cada retoño

Flor de Jericó

desde el desierto  el latido, la escaramuza, el llanto y el susurro

Pasos,  marcha acompasada en el silencio   silencio una ventana en subterfugios reprimía el temor

Flor de Jericó

El rocío caía  y el pudor comenzó a sentir la irreverencia

Manos atadas arrastran

Manos atadas te miran

Manos atadas revuelcan tu cuerpo

que te impulsa  en el recuerdo indómito repiten y repiten

imágenes desfigurando el encubrimiento

Te aprietan la garganta mientras oyes el chasquido intermitente

Sofocada

caminas en el encierro y escuchas Barro herido tu piel

humedad ácida a borbotones

volcán, intemperante  despliega en retoño

derrumbando  certeramente

la aridez, el secreto, el disimulo

Con el diluvio  en el estruendo de tu voz

Abres

en un solo grito Jericó, en un solo abrazo Jericó

El

nacimiento del hoy   Jericó

89

  ANNI VÁSQUEZ

En el colegio me preguntaron:

¿si eres Caraqueña, que sabes del Caracazo?”

Gritos reducidos al silencio de otros un cuerpo tendido en el piso

un simple cuerpo, trascendente,

sin alma,

vacío …

muerto

90

JOSÉ JESÚS VILLA PELAYO

Garras de marfil

1

Ha sido destruido este pueblo

con garras de marfil Te lo debo a ti, que hurgaste

en el corazón de estos hombres y tan sólo hallaste escombros.

2

Allí rechinan los tambores, día tras día,

mientras las campanas tiemblan sobre la tromba de la acera

3

Y tiemblan porque nadie las escucha.

Pero el pueblo grita en la calle para que su grito sea más hondo y sus manos caigan

y sus manubrios se estremezcan.

(28 de Febrero de 1989)

91

EDUARDO VILORIA

Eterna la fiebre de febrero

recorre el interior de nuestra casa

Todos sabemos

que llora en silencio nuestro corazón

Gime la calle ensangrentada y su memoria

Hasta el asfalto se hizo pulso pensativo y aún recuerda

El mundo todo era un consorcio respirábamos rogando

y con la carne seca y lacerada

Era una caja fuerte y dólar esputo el mediodía

Los antiguos horizontes morían de sed entre carceleros sordos a su brisa Caían

se derrumbaban

aunque habían nacido eternos y señores

La voracidad corporativa no quiso ya sino la sangre y tibia

y aún sonando

y turbio todo excepto el llanto y el oprobio y la tierra

y el oro

y aquel negro caudal hidrocarburo

y la sombra del bucare y los relámpagos

y los vientres y el conuco

y el molino

y el aire claro y la labranza

todo se entregaba a los magnates

Hasta los huesos nuestros perseguidos

que serían indigno trofeo de marfil

Pero temblaba en lo profundo nuestro nombre

92

Un fervor doliente

sostenía en la espesura nuestra casa y la fragua popular

nuevamente

su estirpe libertaria maceraba:

con sangre, llanto, fuego,

barro

y alborada

Se rehizo nuestra vena cauce de odio para la rebelión

Y fue otra vez el estallido

y la canción de lo insurrecto

Desborde nuevamente

Desceñido torrente

en la soledad del mundo adormecido

Fue de sangre y vísceras el río y el despertar

Hubo llanto tribal

caudal oscuro sin contornos

Llanto de morgue lápida

y mazmorra

Llanto de fosa común

sin rostro o nombre claros

Fue el dinero disparando crudamente al gesto alzado:

un ejército de esbirros

comandado por magnates gobernantes

Se hizo raíz en la mirada el atropello

Al arrojo de los dignos se lo asesinó con impudicia

Y se hizo memoria el asfalto para atesorar la herida surco fértil también

para madurar la lucha

(Caracas, 2007)

93

GREGORY ZAMBRANO

PATRIA 19896

nadie sabrá cuántos fueron los caídos

Pero sí cuánto duelen las ausencias…

corre un hilo finísimo garganta abajo

cada centímetro duele se hace largo

cada migaja se entinta

rojo sangre púrpura atemporal

espina dorsal de mi patria

¿cuántas lágrimas llenarán el vacío

que dejó tu corazón?

Ahora sabes que habrá un febrero aciago

Punzando en la memoria

6  De Los mapas secretos (2005)

94

Índice de poetas participantes en el concurso sobre 27 de febrero de 1989

(Orden alfabético de autores, primer apellido)

1. WILSON BARBA ÁLVAREZ

2. LEONARDO ALEZONES LAU

3. ARMANDO AMANAÚ

4. MANUEL BARRETO

5.  JUAN CALZADILLA

6. CANDELARIA FAMILY

7. FÁTIMA CEDEÑO MARTINEZ

8. JUAN CHÁVEZ LÓPEZ

9. HUGO CHÁVEZ FRÍAS

10. VALERIA CORTÉS

11. YEO CRUZ

12. LUIS DELGADO ARRIA

13.ALFREDO DOMÍNGUEZ FERNÁNDEZ

14.DAVID FIGUEROA FIGUEROA

15.DAVID JOSÉ FIGUEROA GONZÁLEZ

16.YLDEFONSO FINOL

17.PAUL GILLMAN

18.GONZÁLO GÓMEZ

19.LUIS ERNESTO GÓMEZ

20.JOSÉ GREGORIO GONZÁLEZ MÁRQUEZ

21.FRENZEL HERNÁNDEZ

22.MORELLA JURADO,

23.NORIS LAINO MUJICA

24.KATIUSKA LORETO

25.CARLO MAGLIONE

26.RAMÓN MENDOZA

27.MAIRA MILLÁN

28.ISAAC MORALES FERNÁNDEZ

29.YONY OSORIO

30.WILLIAM OSUNA

31.HÉCTOR PADRÓN

32.OBITUAL PÉREZ

33.PEDRO PÉREZ ALDANA

34.LENIN PÉREZ RANGEL

35.JUAN PIZANI

36. GONZALO RAMIREZ

37.ALEJANDRINA REYES

38.ENDER RODRÍGUEZ

39.RAFAEL ROSSELL

40.TAREK WILLIAM SAAB

41.NORYS SAAVEDRA

42.SYLVIA PAOLA SABOGAL

43.LIMBER ANTONIO SALAZAR

44.JOSE JAVIER SANCHEZ

45.ALEJANDRA SEGOVIA

46.MARCELO SEGUEL

47.DIEGO SEQUERA

95

48.CÉSAR SOLORZÁNO

49.EL TANO

50.IRIS TOCUYO

51. ANNI VÁSQUEZ

52.JOSÉ JESÚS VILLA PELAYO

53.EDUARDO VILORIA

54.GREGORY ZAMBRANO

Anuncios

Autor:

Escritor Venezolano, amante de la literatura en todos sus géneros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s