Publicado en Noticias y política

Hay que Regar la semilla

 

HAY QUE REGAR LA SEMILLA

 

“Quédate junto a nosotros, no te

separes nunca, y enséñanos”

Bertolt Brechat.

 

Mucha veces he escuchado a seudos dirigentes decir “el pueblo no es para ideologías, para ellos pan y circo”, cuanto ha costado comenzar a cambiar este paradigma y hacer llegar al ciudadano, al colectivo las ideas de cambio de liberación que le permitan entender conceptos, para luego manifestarse y no es que estas ideas sean nuevas (igualdad y justicia social), pero estaban disfrazadas y al alcance de muy pocos. Tampoco es querer alienar a la sociedad con ciertas filosofías o como dicen muchos cubanizar a Venezuela, ya lo decía el poeta José Martí: “Educar  es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido; es hacer a cada hombre resumen del mundo viviente, hasta el día que flote sobre él y no dejarlo debajo de su tiempo, con lo que podrá salir a flote; es preparar al hombre para la vida”.

 

Esto nos indica que siempre ha existido pensadores  que de una forma u otra han regado la semilla con el elixir de la sabiduría, haciendo del ser humano una simbiosis de práctica y teoría o viceversa, indudablemente todo árbol que no se abona tarde o temprano se seca.

 

Leyendo el libro BELLEZA Y REVOLUCIÓN del poeta y filósofo Ludovico Silva, he conseguido algunos conceptos que me gustaría compartir: “Uno de los errores más grave que han cometido casi todas las revoluciones socialistas es el de descuidar, o dejar en un segundo plano de importancia, el problema del desarrollo de la conciencia. Se ha creído que bastaba realizar una transformación en el orden material económico, pues de esta transformación se desprendería,  como por arte de magia, la transformación de la conciencia “

 

La ideología es la gasolina del pensamiento, nos permite tener armas para la defensa de la revolución  y por ende mantenernos alerta, todos estos principios, no se consiguen ni se aplican de la noche a la mañana, ya que ante todo hay que poseer una formación humanística, política y a la vez utilizarla en beneficios de la mayorías.

 

¿Pero cómo hacemos para que el común lo entienda ?

 

Creando Unidades De Batallas Ideológicas, donde a través de círculos de lectores, los compatriotas adquieran  todo un caudal literario-filosófico, que les permitan formar una conciencia de hombre nuevo, ese hombre que el Comandante Che Guevara soñó para nuestra América. Con respecto al tema, es propicio mencionar las ideas del escritor Ludovico Silva en su libro Teoría Del Socialismo: “Una de las características del humanismo positivo es el desarrollo pleno de los individuos y de su conciencia a través de la satisfacción de todas sus necesidades y más allá  de la sujeción  al salario y al dinero”. Para llegar a tal convencimiento hay que creer y para esto hay que conocer quienes somos, que deseamos y también perder ese bajo egoísmo (envidia, codicia) y tener fe en el prójimo en el ser humano.

 

El mismo Ludovico nos expresa: “No sólo los valores de uso cotidianos se convierten en mercancías, sino también otros valores, como la conciencia y el honor, y la vida humana misma, son vistos a través de la relación mercantil. El mercado mismo, decía Marx, no existe para el hombre, sino que el hombre existe para el mercado. No se satisfacen las necesidades del hombre, sino las necesidades del mercado”

 

Para llevar a la praxis estos planteamientos es preciso de hombres comprometidos con el proceso, la revolución y la patria. Como Bolívar, quien entregó todo en pos de la libertad, no sólo de la republica sino de nuestra América.

! Cuánto diéramos hoy por tener ha Simón Rodríguez!,  aquel que dejó para la posteridad las siguientes palabras: “El que no hace nada, nunca yerra, pero tampoco acierta”

 

Sin lugar a duda, ahora se pone en práctica tanto los planteamientos de nuestro Libertador, Simón Rodríguez, José Martí, El Che y otros pensadores que vieron en el pueblo un valor inmensurable, carne y huesos puestos al servicio de una causa noble, Así como lo Dijo EL CHE: “EN LA TIERRA FALTAN PERSONAS QUE TRABAJEN MÁS Y CRITIQUEN MENOS, QUE CONSTRUYAN MAS Y DESTRUYAN MENOS, QUE PROMETAN MENOS Y RESUELVAN MÁS, QUE ESPEREN RECIBIR MENOS Y DEN MÁS QUE DIGAN MEJOS AHORA QUE MAÑANA.

 

 

David J Figueroa G

Anuncios

Autor:

Escritor Venezolano, amante de la literatura en todos sus géneros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s